Ingresos de 217,2 millones

El negocio en EE UU impulsa las ventas de Almiral

Jorge Gallardo, presidente de Almirall
Jorge Gallardo, presidente de Almirall

La farmacéutica Almirall ha alcanzado en el primer trimestre de este año un beneficio neto de 42,9 millones de euros, cuatro veces más que en el mismo período de 2014, gracias al incremento de los márgenes y al primer cobro de los derechos de su negocio respiratorio, vendido a la británica AstraZeneca el pasado año.

Los ingresos totales de la compañía se han situado en 217,2 millones, en línea con el año anterior, según informó ayer la compañía a la CNMV.

El negocio de dermatología mostró un notable incremento en términos de ventas del 37% en el primer trimestre. Este área terapéutica ahora representa el 39 % del total de las ventas netas, frente al 30% con respecto al año anterior. “La filial estadounidense ha sido el principal motor de crecimiento en términos de ventas, con un incremento del 100,8%, y ha mantenido una posición de liderazgo en el mercado”, señala la empresa en un comunicado.

Una de las bases de la mejora se debe a la comercialización de Acticlate, según la empresa, un tratamiento del acné severo, que ha continuado ganando cuota de mercado.

Esta división también mejoró sus resultados en Europa, donde las ventas aumentaron en un 4,5%.

Desde la venta del negocio respiratorio a AstraZeneca, por el que recibe pagos según los hitos comerciales conseguidos, la principal área terapéutica del laboratorio barcelonés es la dermatología, con un cartera compuesta por 40 productos.

Según informó la compañía, para el año 2015 mantiene sus previsiones y espera unos ingresos totales en el rango de 720 a 750 millones de euros.

En este sentido, la compañía ha asegurado que utilizará su sólida posición de caja “para financiar las oportunidades de crecimiento en esta dirección”, ya que estudia posibles adquisiciones.

Normas