Editorial

El mercado de trabajo busca calidad

La radiografía sobre el mercado laboral que realiza anualmente el portal Infojobs en colaboración con Esade arroja en su última edición un resultado en consonancia con la positiva evolución que están registrando los datos sobre el empleo. El informe concluye que en 2014 las ofertas de trabajo crecieron un 35% hasta sumar algo más de 1,3 millones, con comerciales e informáticos como los puestos más demandados. Los resultados también confirman el inicio de la recuperación del sector financiero como fuente de ofertas –han crecido un 100%, pese a que solo suponen todavía poco más del 1% del total– y señala a los profesionales de las tecnologías de la información como el colectivo con mayor futuro y proyección. La horquilla entre los empleos más y los menos demandados se mueve entre los dependientes de comercio, con 326 candidatos por puesto, hasta los informáticos y expertos en telecomunicaciones, con 19 aspirantes por vacante.

En los detalles del informe se observan datos preocupantes y otros positivos. Entre los primeros, destaca el hecho de que casi un 20% de los desempleados encuestados admite haber cobrado trabajos en negro y hasta un 36% se confiesa dispuesto a ello. Pese a que la economía sumergida crece especialmente en tiempos de crisis, y la remuneración en dinero B se ve facilitada por el exceso de mano de obra, España tiene un problema histórico en esta materia que constituye un serio problema por resolver. Más aún en una coyuntura económica en la que el deber de cumplir con los objetivos de consolidación fiscal hace especialmente relevante la lucha contra el fraude y justifica poner todos los medios posibles para garantizar los ingresos públicos.

En el otro extremo, el informe revela que casi la mitad de los desempleados españoles a los que en 2014 se les ofreció un trabajo por menos de su subsidio lo aceptó, frente solo un 25% que lo rechazó, aunque no acredita el porcentaje de aquellos que simultanean ambas situaciones, una circunstancia que forma parte del fraude en torno a las prestaciones.

Este último dato apunta a que buena parte de los nuevos empleos ofrecen salarios escasos y que la mejora en la calidad de los puestos de trabajo constituye uno de los retos que el mercado laboral tiene igualmente por delante. Pese a ello, el aumento en un 50% de las ofertas de contratos indefinidos demuestra claramente que el mercado laboral camina paso a paso hacia una consolidación en la que la calidad del empleo deberá jugar cada vez un papel más importante. Tras la creación de los tan imprescindibles puestos de trabajo, el incremento cualitativo es otro gran reto a perseguir en el proceso de recuperación de nuestra economía.

Normas