“Hay zonas en las que 2015 va a ser espectacular”, dicen en Solvia

El ladrillo español se convierte en “the place to be” para el inversor

Arranca el salón inmobiliario SIMA en un clima de moderado optimismo

Hay recuperación del precio en las grandes ciudades y oportunidades para fondos foráneos

Vista de la ciudad de Barcelona.
Vista de la ciudad de Barcelona.

Hoy comienza SIMA en Madrid, el tradicional salón inmobiliario, en un clima de cierto optimismo tras la dura crisis del sector del ladrillo. El mercado está expectante a que se abran nuevas oportunidades. “España is the place to be”, el lugar en el que estar, asegura Juan Pepa, director general del fondo estadounidense Lone Star, sobre las ocasiones que se abren para inversores y promotores.

“En 2015 se va a plasmar la recuperación del sector”, opina Ignacio San Martín, responsable de estudios de BBVA Real Estate. Este experto señala que hay cuatro factores que así lo indican: la demanda de vivienda crecerá gracias a la mejoría económica y a la recuperación del empleo; el exceso de oferta va a reducirse claramente; se producirá una estabilización del precio, que dejará de caer, y “se ha cristalizado la vuelta de la financiación al sector, primero llegando al minorista y luego llegará al promotor”.

Fotocasa corroboró también ayer el dato de “una lenta estabilización del precio de la vivienda en España”, según su estudio mensual sobre residencias de segunda mano, en el que indicaba que el precio medio ha crecido un 1,1%. Aun así, estos bienes acumulan una caída del 45% desde el máximo de 2007.

Casi 10.000 viviendas a la venta en el SIMA

El Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA) ofertará hasta el domingo, 10 de mayo, casi 10.000 viviendas, de las que el 40% se comercializa por primera vez. La cifra de residencias a la venta ha crecido este año casi un 30%, ya que en la pasada edición no se alcanzó un mercado de 7.000 viviendas.

“La recuperación de la actividad inmobiliaria es un hecho, por la creación de empleo, el regreso del crédito hipotecario y la reactivación de la construcción de viviendas”, opina Eloy Bohúa, director general de Planner Exhibitions, empresa organizadora de la feria.

Respecto a la financiación de nuevas promociones, Javier García del Río, director general de Solvia, asegura que hoy en día se dejan de dar créditos a operaciones con precios demasiado altos. Aun así, apunta: “Los bancos van a financiar buenos proyectos, porque necesitan crecer en ese negocio”.

“No nos dejemos llevar por datos que no son definitivos. No hay que confundir estabilización con recuperación. No hay recuperación, y sí hay estabilización”, opina Juan Fernández-Aceytuno, director general de ST Sociedad de Tasación. Estas opiniones se realizaron ayer en la Conferencia Inmobiliaria Madrid 2015, previa a la inauguración de hoy del SIMA. “Venimos de una situación muy complicada, no debemos excedernos y hay que mantener la humildad”, opina. Recuerda que en España se conceden alrededor de 250.000 hipotecas al año, frente a las más de 1,5 millones de 2006, cuando se alcanzó el máximo. “La sociedad necesita realismo. Hay una estabilización de precios en vivienda usada, en obra nueva sigue bajando y el comprador todavía paga con poca financiación bancaria”, asevera Fernández-Aceytuno. Por eso no cree que vaya a haber un recalentamiento del sector ni otra burbuja.

“La foto del sector es que hay recuperación por zonas. No hay un mercado español”, cree Javier García del Río, director general de Solvia, la inmobiliaria de Banco Sabadell. “Hay zonas donde 2015 va a ser espectacular, como Madrid y Barcelona. Pero hay otras que no están normalizadas, donde se dependía mucho de la construcción y el desempleo sigue siendo alto”, añade. San Martín, de BBVA Real Estate, avanza que los cálculos de su entidad cifran en 550.000 el exceso de vivienda vacía sin vender, que se reducirá a 450.000 en 2015: “En 2016 el stock dejará de ser un problema. Solo 150.000 viviendas se sitúan en mercados complejos para comercializarse”.

Financiación bancaria

“Los bancos no tienen intención de conservar carteras de suelo o activos inmobiliarios. Más bien esperan que, cuando el sector se reactive, puedan ponerlos en el mercado a disposición de promotores que puedan desarrollarlos”, cuenta Joan Bertrán, director de Sabadell Real Estate. Precisamente, otra inmobiliaria ligada a un banco, Aliseda, participada por Popular y por los fondos Värde Partners y Kennedy Wilson, ayer anticipaba su previsión para el año. Aliseda prevé incrementar sus ventas un 33% en 2015, hasta alcanzar los 2.000 millones de euros. En un estudio dado a conocer por esta empresa se destaca que todavía el 63,74% de los españoles considera que el precio de los inmuebles en España es alto o muy alto.

El punto más optimista lo ponen quienes buscan oportunidades en el país. “España está volviendo a ser la Florida de Europa”, asegura Pepa, del fondo Lone Star. Para justificar esa confianza, explica que, por ejemplo, las Socimi (sociedades anónimas cotizadas de inversión en el mercado inmobiliario) ya van por su segunda ronda de financiación en un año para comprar más activos, los fondos extranjeros se interesan por el producto de alquiler y hay movimientos en el negocio hotelero. “La banca está ayudando con una financiación más barata. Como producto de inversión, Madrid es una buena opción. Sobre todo se vende lo bien situado”, añade.

De hecho, las grandes capitales y las oficinas y centros comerciales son los activos en los que se interesan los inversores, gracias a la entrada de la financiación de fondos exteriores y a la aparición de las Socimi. BNP Paribas Real Estate publicaba también ayer que en el primer trimestre, el volumen de contratación de metros cuadrados para oficinas ascendió un 16%.

Normas