La empresa tecnológica alicantina acumula una caída en bolsa del 76%

Facephi triplica sus pérdidas y PwC cuestiona su viabilidad

Salvador Martí y Javier Mira, presidente y vicepresidente de FacePhi.
Salvador Martí y Javier Mira, presidente y vicepresidente de FacePhi.

Nubarrones muy negros sobrevuelan la empresa alicantina Facephi Biometría. La startup alicantina, que empezó a cotizar en el MAB el paso mes de julio, en plena crisis de Gowex, y llegó a valer 30 millones de euros, ha visto desplomarse su capitalización un 76% desde sus máximos el pasado noviembre, hasta los 9 millones. El mercado ha castigado a la compañía, dirigida por Salvador Martí y Javier Mira, tras ver como en 2014 la firma –especializada en software de reconocimiento facil– triplicaba sus pérdidas, de 298.746 euros en 2013 a 1,05 millones de euros el pasado año. Mientras, la empresa, que fue fundada en 2012, solo logró facturar 32.293 euros en 2014.

Facephi, que en su plan de negocios preveía alcanzar una facturación de 561.000 euros el pasado año y 1,344 millones este año, no ha logrado hasta el momento firmar un contrato con la asociación de bancos de Perú (ASBANC) que había anunciado hace unos meses y, que según avanzó, le iba a reportar unos 500.000 euros.Igualmente, la compañía, que no da por perdido este contrato pese a los retrasos (el plazo para cerrarlo se cumplió el 30 de abril), tampoco ha llevado a cabo la compra de la consultora almeriense Teralco, que, según dijo, elevaría su cartera de clientes y su cifra de negocio. Todo ello, ha llevado al auditor de Facephi, PwC, a advertir la existencia de “una incertidumbre material que puede generar dudas significativas sobre la capacidad de la sociedad para continuar como empresa en funcionamiento”.

El auditor detalla que la sociedad ha incurrido en pérdidas desde el inicio de sus operaciones y asegura que a 31 de diciembre pasado la tecnológica presentaba una situación de fondo de maniobra negativo, de 377.020 euros.

La compañía solo alcanzó una facturación de 32.000 euros en su ejercicio de 2014. Su previsión era ingresar 561.000.

La compañía, no obstante, apunta algunos factores que, asegura, pueden mitigar las dudas sobre su futuro. Entre ellos, la ampliación de capital que está llevando a cabo por casi 1,5 millones de euros, en la que los administradores se han comprometido a aportar el 50%. Y la alianza comercial y estratégica firmada con GMB Corporación para la implantación y comercialización de la tecnología de Facephi en varios países latinoamericanos, “que hará subir su cifra de negocio en los próximos meses”.

Con todo, PwC subrayó en su informe que “la viabilidad de la sociedad depende de que tanto el plan de negocios como la ampliación de capital se materialicen en los términos previstos”. Facephi sí admite que si “por diversas razones” se demorara la firma de los contratos que esperan lograr durante los próximos meses o se cancelaran algunos de los proyectos, “y dada la situacion de la compañía que se encuentra en una fase inicial comercial, la empresa podría tener dificultades para poder seguir funcionando de una manera continuada”.

Curiosamente, Facephi desveló en sus cuentas que en 2014 contrató servicios por 157.647 euros con empresas administradas por sus propios directivos y principales accionistas (Salvador Martí, Javier Mira y Juan Ortiz, que poseen un 24,89%, un 8,55% y un 9,77%, respectivamente, de Facephi. Las empresas en cuestión fueron el Instituto Biométrico de Reconocimiento Facial F7, Ortimar Sol, Inscorp Inversiones y XVI Global Business 2016.

Normas
Entra en El País para participar