Valor a examen

Dia: Con el ojo puesto en el carrito

La incipiente mejora del consumo y su nueva enseña son las claves para el futuro

Recientemente ha alcanzado máximos históricos y que todavía tiene recorrido, según los analistas

Dia: Con el ojo puesto en el carrito Ampliar foto

Esta semana Dia ha presentado una nueva enseña, La Plaza, con una apuesta clara por los productos frescos y que crea un modelo de tienda distinto al que acostumbraba el grupo de distribución. Este mismo mes, la compañía ha alcanzado su máximo en la Bolsa de Madrid, con un crecimiento desde otoño del 46%. Aunque en los últimos días el precio de la acción ha caído, ha cerrado la semana en 7,17 euros, todavía en niveles altos. Y los analistas ven aún recorrido.

Las claves

  • Consumo Las condiciones macroeconómicas y la evolución del consumo en España serán importantes para conocer el recorrido que tiene la actividad de Dia. Los analistas coinciden en señalar que hay previsiones positivas en el mercado.
  • Resultados Este mes se presentan los resultados del primer trimestre de 2015 para la compañía. Los expertos consideran que será interesante conocer el funcionamiento de las ventas en superficie comparable, lo que se conoce como like for like. Previsiblemente en los tres primeros meses del año no habrá tenido tanto impacto el cambio de divisas como en el ejercicio de 2014.
  • Nuevos formatos Dia presentó esta semana un nuevo formato dentro de su oferta, La Plaza. La primera tienda se ha abierto en Almería, aunque según avanzó la empresa se extenderá por toda España. El principal canal para su expansión será la mayoría de las tiendas de Eroski que adquirió el año pasado y que ahora ha tenido el visto bueno de competencia. Con estas aperturas, Dia avanza en la apuesta por los productos frescos.

El consenso de expertos recomienda comprar, pero pendientes de la evolución del grupo, única empresa española del sector que cotiza en Bolsa. Citi señalaba en febrero, tras la presentación de los resultados de 2014, que el recorrido bursátil de Dia estará muy ligado a la situación macroeconómica en España y, sobre todo, al nivel adquisitivo de los consumidores, en un país con altas tasas de paro.

La compañía cerró el pasado ejercicio con un ligero incremento en ventas del 1,1%, aunque si nos centramos en España, la subida fue todavía inferior, del 0,4%. Teniendo en cuenta la superficie comparable, que resta los efectos de las nuevas aperturas, las ventas cayeron en Iberia, en línea con todo el sector. Rafael Cavanillas, analista de Ahorro Corporación, considera que “las favorables perspectivas macroeconómicas en España pueden suponer en los próximos trimestres una mejora significativa de las ventas en superficie comparable, pero por ahora se impone la prudencia, a la espera de que se vayan confirmando estos datos a partir del primer trimestre del año”.

El día 13 de mayo está previsto que el grupo presente los resultados de los tres primeros meses, en los que será interesante comprobar si ya se comienza a apreciar la mejora en ventas. Un incremento que, según las previsiones de Barclays, podría alcanzar el 13% de mejora global. Además, Gonzalo Sanz, de Mirabaud, cree que será el momento en el que la compañía dé más información sobre La Plaza, su nueva enseña. “Es un nuevo formato que tiene muy buena pinta”, señala. Por el momento solo se conoce que buena parte de las 144 tiendas compradas a Eroski, una operación que ha recibido recientemente el visto bueno de Competencia, pasarán a formar parte de este modelo de superficie.

El recorrido que ha tenido Dia en los últimos meses ha ido de la mano de otras grandes cadenas europeas de distribución como Carrefour o Tesco. Precisamente los problemas con la contabilidad de la británica se tradujeron en una caída a mínimos del resto de compañías del sector. Un descenso que terminó a comienzos de noviembre. Desde entonces, todas han crecido de forma paralela, logrando sus máximos anuales a mediados de abril. Sanz, de Mirabaud, entiende que hay “una cierta moda” con los supermercados en Bolsa. Por ello, considera que a Dia todavía le queda “mucho recorrido”.

El precio objetivo que manejan los analistas se sitúa en 7,10 euros, aunque hay una importante horquilla entre los más optimistas y los menos, moviéndose de los 8,70 euros a los 4,30 euros. Algunos, como Sanz, que lo tiene en 6,85 euros, no descarta elevarlo de continuar la tendencia actual de Dia. El pasado ejercicio el Consejo de Administración propuso un dividendo de 0,18 euros por acción, un 12,5% más que en 2013.

Año y medio agitado

El último año y medio del grupo se ha visto marcado por continuos cambios en la estructura de la compañía. Se hizo con El Árbol y con las tiendas de Eroski, pero también vendió sus locales en Francia a Carrefour y desinvirtió en China. Barclays consideraba a comienzos del mes pasado que las adquisiciones ayudarán a incrementar los resultados de Dia. Cavanillas, de Ahorro Corporación, defiende que las sinergias de estas operaciones y el mantenimiento del ritmo de aperturas ayudarán a generar unos márgenes en España “por encima del sector”. Tanto Barclays como Cavanillas consideran que la empresa se encuentra mejor situada que el resto del mercado.

En cuanto al negocio internacional, los resultados de Dia en el último ejercicio se vieron afectados por un importante impacto del tipo de cambio. Así, a divisa constante, las ventas habrían crecido el 9,9% y no el 1,1%. Sin embargo, Gonzalo Sanz considera que en los resultados del primer trimestre de este año no habrá un impacto tan importante de las divisas, lo que podría impulsar las cifras de facturación de la empresa. En este sentido, Citi señala que, junto a la moneda, persisten riesgos como el freno en la economía de Brasil y Argentina.

 

Normas