El sector suma 28 meses seguidos de avances

Cuatrimestre histórico para los fondos de inversión

El volumen gestionado en el sector alcanza ya los 219.946 millones de euros

Se consolida el mayor el apetito de los partícipes por fondos de más riesgo

El principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35.
El principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35. EFE

Los fondos de inversión siguen disfrutando de una larga luna de miel, que dura ya 28 meses consecutivos en los que el patrimonio de la industria no ha parado de crecer. La bonanza de los mercados y la evidencia de que los depósitos bancarios ya no son competencia, en un momento en que los tipos de interés rozan el cero, están llevando a los fondos a marcar hitos sin precedentes cada mes.

El mes de abril pone la guinda al que se ha convertido en el mejor cuatrimestre de la historia de este producto financiero, mejor incluso que el anterior récord de 1998, según recogen los datos de la patronal Inverco publicados hoy. Así, en los primeros cuatro meses del año, el volumen de activos en fondos de inversión ha aumentado en 25.103 millones de euros, lo que supone un repunte del 54% respecto al mismo período del año anterior, hasta los 219.946 millones de euros. Se bate por tanto la marca de 24.591 millones de los cuatro primeros meses de 1998.

El crecimiento está no solo avalado por la revalorización de los mercados sino por las entradas netas de dinero. Si el patrimonio lleva 28 meses consecutivos de incremento, las suscripciones netas, también. En abril hubo 4.061 millones de euros y en lo que va de año totalizan 16.996 millones de euros, el 22% más que en los cuatro primeros meses del año anterior.

Más dosis de riesgo

Los datos de abril confirman también la tendencia hacia una mayor asunción de riesgos que se observa en los partícipes de fondos de inversión, en un entorno de mercado en el que ya se ha agotado la rentabilidad de las familias más conservadoras, como los fondos monetarios o los garantizados. Así, los fondos de renta fija mixta lideraron de nuevo los incrementos patrimoniales en el mes de abril, con un aumento de casi 3.500 millones de euros.

En el balance de lo que va de año, esta familia de fondos de inversión también se confirma como motor del crecimiento del conjunto del sector. Su patrimonio aumenta el 54,7%, con 13.315 millones de euros. A los fondos de renta fija mixta, aquellos que incluyen dosis de Bolsa –y de riesgo– en búsqueda de mayores rentabilidades que las que ofrece la inversión únicamente en deuda, le siguen por volumen de crecimiento los fondos de renta variable mixta, aunque a considerable distancia. Estos fondos han logrado un crecimiento patrimonial en abril de 1.224 millones de euros y en lo que va de año, de 4.785 millones.

El volumen patrimonial de las familias que más crecen sigue sin embargo siendo inferior, en global, al de las familias más conservadoras: los fondos puros de renta fija gestionan 60.157 millones de euros y crecen en patrimonio el 2,7% en el año.

Los fondos más conservadores de todos, los monetarios y los garantizados sí acusan en cambio la nueva tendencia en el perfil inversor de los partícipes en fondos. Frente al claro avance de los fondos con dosis de riesgo moderadas a elevadas, el patrimonio de los fondos monetarios cae el 10,8% –con un descenso del 3% solo en el mes de abril–, mientras que el volumen gestionado en fondos garantizados ha retrocedido en los cuatro primeros meses del año el 9,9%, tras registrar una caída del 3,2% en abril.

Las buenas cifras de suscripciones netas también revelan el creciente apetito por el riesgo de los partícipes de fondos de inversión. Los fondos de renta fija mixta, que despuntan ya como el producto estrella del ejercicio, han captado dinero fresco por 12.256 millones de euros en cuatro meses, seguidos de los 3.930 millones de suscripciones netas de los fondos de renta variable mixta. Por el contrario, las mayores salidas se concentran en el año en garantizados, con 3.529 millones de euros.

Rentabilidad media del 4,15%

Los mercados sonríen a los fondos de inversión, aunque el mes de abril haya interrumpido el rally bursátil con que había arrancado el año y que parecía imparable antes de que los inversores repararan irremediablemente en los profundos problemas de solvencia de Grecia y en las señales de debilidad de la economía estadounidense.
Aun así, y pese a la caída del 1,18% que acusa el Ibex en el mes de abril, los fondos de renta variable nacional han salvado el mes en positivo, con una rentabilidad del 0,63%. En el acumulado de lo que va de año, la ganancia repunta hasta el 16,15%.
Son las rentabilidades logradas en los fondos de Bolsa las que contribuyen a que la rentabilidad media de los fondos en lo que va de año sea del 4,15%. El contrapeso a la rentabilidad de los fondos de Bolsa, que determina que la rentabilidad global no llegue al 5%, lo ponen los de renta fija, que tienen el mayor volumen patrimonial y cuya rentabilidad en el año apenas supera el 1%. En el mes de abril, la pérdida es del 0,12%, con lo que la renta fija se confirma como la familia más castigada en términos de rentabilidad del mes, después de que la tensión por Grecia haya provocado un nuevo repunte en las rentabilidades de la deuda de la periferia.
En el balance del año, los fondos monetarios no llegan a registrar pérdidas pero se quedan al borde, con un rendimiento acumulado de apenas el 0,04%. Estos fondos, que invierten en activos de deuda al más corto plazo, ya han visto reducidas o incluso anuladas sus comisiones para evitar los ‘números rojos’.

Normas
Entra en El País para participar