España y otros diez países de la UE, en el punto de mira

La CE investiga las ayudas a la generación eléctrica de emergencia

Margrethe Vestager.
Margrethe Vestager.

La investigación de la Comisión Europea recabará información de las autoridades nacionales y de las empresas energéticas o de cualquier otro sector que participan en los llamados“ mecanismos para garantizar el suministro eléctrico”.

Esos mecanismos se traducen en millonarias ayudas públicas para garantizar la permanente disponibilidad de electricidad y evitar así los apagones. La investigación se centrará en España Alemania, Bélgica, Croacia, Dinamarca, Francia, Irlanda, Italia, Polonia, Portugal y Suecia. Bruselas espera tener los primeros resultados a mediados de 2016.

En algunos casos, los subsidios se conceden para construir o mantener en funcionamiento las centrales de generación. En otros, se compensa a los grandes consumidores (como empresas de aluminio) para que renuncien a parte del suministro en caso de necesidad en otras partes de la red.

“El coste de los mecanismos de capacidad es muy elevado”, advierte la Comisión. Según sus datos, en 2013 España se gastó 758 millones de euros en remunerar esa capacidad de generación de emergencia a 2,7 euros megavatio hora (MWh). En Grecia, la factura se disparaba a los 9,2 euros por MWh y en Irlanda rozaba los 15 euros, frente a sistemas más baratos como los de Suecia (0,1 euros) o Finlandia (0,3 euros)

La comisaria Vestager quiere comprobar si esos subsidios multimillonarios se están utilizando para favorecer a ciertas empresas o para fomentar el uso de ciertas fuentes de energía en detrimento de otras.

Bruselas sospecha que en algunos casos incluso sirven para cerrar los mercados nacionales e impedir la entrada de nueva competencia a costa del contribuyente. Según los estudios que maneja la CE, el conjunto de la UE se gasta cada año entre 3.000 millones y 7.000 millones de euros de más en garantizar el suministro a base de proveedores nacionales.

“En algunos casos”, señaló ayer Vestager, “podría ser más eficiente invertir en la mejora de las conexiones eléctricas entre los países que construir nuevas centrales eléctricas”.

Sobrecapacidad

La Comisión considera que Europa tiene una sobrecapacidad de generación, que se debe en parte a la caída de la demanda de la crisis pero también a que los subsidios para la garantía de suministro permiten a las empresas mantener en funcionamiento instalaciones obsoletas.

La Dirección General de Competencia de la CE también teme que con la excusa de evitar apagones se esté concediendo ayudas a empresas que han perdido cuota de mercado o que calcularon mal su nivel de inversiones.

Normas
Entra en El País para participar