Marcelino Fernández será consejero delegado en 2016

ACS reclama más inversión pública en su junta

Florentino Pérez espera que la reestructuración de Leighton y Hochtief culmine en 2016

Junta de accionistas de ACS 2015.
Junta de accionistas de ACS 2015.

El presidente de ACS, Florentino Pérez, ha aplaudido esta mañana la política económica del Gobierno. Ha sido durante su intervención en la junta de accionistas del grupo de infraestructuras, en la que ha hablado de un cambio "espectacular" en las perspectivas del país en los últimos 12 meses. "Donde ayer se percibían riesgos, hoy se ven oportunidades", ha valorado el ejecutivo.

Pérez ha aprovechado su discurso ante los accionistas para demandar un mayor esfuerzo inversor de la Administración al calor del tirón económico. "En este entorno económico más favorable, con el actual escenario de tipos bajos, disponibilidad de recursos financieros y demanda creciente, España debe aprovechar la coyuntura para desarrollar los proyectos de infraestructuras que sean más rentables social y económicamente".

El presidente de ACS ha relatado el cambio de la compañía a lo largo de la crisis, duplicando el ebitda, hasta algo más de 2.400 millones, y reduciendo la exposición al mercado doméstico. Con la suma de Hochtief y Leighton, ACS cosecha un 84% de sus ingresos en el exterior. Pérez, que hoy ha renovado su mandato, espera el fin de la integración "cultural" de las filiales alemana y australiana en 2016 y confía en la aportación creciente de ambas al beneficio del grupo. Este año se insistirá en la racionalización de la estructura de Leighton y en la venta de activos inmobiliarios de Hochtief. En las dos filiales se están implantando los sistemas de gestión de riesgos de ACS para hacer sus resultados lo más previsibles posible.

Una vez culminada la reestructuración de la alemana y la australiana, en las que ACS cuenta con el 61,6% y el 70% del capital, respectivamente, el grupo prevé nombrar el próximo año consejero delegado a Marcelino Fernández Verdes, actual primer ejecutivo de Hochtief y de Leighton. Este ascenso se producirá en la próxima junta de accionistas y Fernández Verdes, que ya fue presidente de Dragados, compartirá las labores de primer ejecutivo del grupo con Florentino Pérez, que mantendrá su puesto de presidente.

El número uno de ACS ya desveló el pasado año que su mano derecha en el negocio de construcción estaba llamado a ser su sucesor. Asimismo, fijó la vuelta a Madrid de Fernández Verdes una vez fuera culminado el saneamiento y la consolidación que el grupo realiza desde 2012 en las filiales alemana y australiana.

A por los 1.000 millones de beneficio

ACS ha eludido marcar objetivos económicos en su Junta, más allá de garantizar el crecimiento. Para el presente ejercicio, la estimación es de un 5% al alza en el beneficio neto, desde los 717 millones de 2014. Ya para 2016, la compañía pretende conquistar la cota de los 1.000 millones con uan mayor aportación de los negocios de Hochtief y Leighton.

Florentino Pérez ha destacado esta mañana en la Junta la transformación del grupo a lo largo de la crisis. ACS ha pasado de facturar 14.000 millones en 2006, con un 86% del negocio en España, a cosechar 35.000 millones y el 84% fuera. En cuanto al ebitda, se ha duplicado desde los 1.270 millones a cerca de 2.500 millones.

Pérez ha remarcado que las tres divisiones del grupo (construcción, servicios industriales y medio ambiente) están en beneficio. La compañía ha vuelto a apostar por el dividendo flexible, destinando casi el 50% del beneficio a retribuir al accionista.

También ha habido novedades a nivel del consejo, entre ellas la aceptació de la entrada de la hermana del presidente y primer accionista, María Soledad Pérez.

Normas
Entra en El País para participar