El gasto público también sube y eleva el déficit

Los ingresos fiscales aumentan un 5% en el primer trimestre

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, durante su intervención en el pleno del Senado.
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, durante su intervención en el pleno del Senado. EFE

Suben los ingresos y el gasto público del Estado. Esta es la imagen que refleja los datos de ejecución presupuestaria presentados hoy por Hacienda. En términos de contabilidad nacional, el departamento de Cristóbal Montoro, señala que los recursos del Estado aumentaron en el primer trimestre hasta los 43.604 millones, un 2,5% más que en el mismo período del año anterior. Esta evolución positiva se explica por el aumento de la recaudación fiscal porque los recursos por otras vías, como las rentas de la propiedad o los intereses cobrados por la Administración cayeron. 

Por el lado del gasto público también se registró un aumento del 2,6% hasta los 53.112 millones. El incremento se debe a las mayores transferencias abonadas a comunidades y ayuntamientos, al aumento de los gastos electorales, de los intereses y también de las retribuciones de los asalariados. Hacienda señala que esta última partida registraría un descenso sin no se hubieran incluido 153 millones derivados de la devolución de la paga extra de 2012. 

Así, el Estado registró un déficit de 9.854 millones, equivalente al 0,91% del PIB, una cifra que supera en 284 millones el desfase registrado en el mismo período de 2014. Por impuestos, en términos de caja (lo realmente ingresado y sin tener en cuenta ajustes de contabilidad nacional), el IRPF aportó a las arcas públicas 20.721 millones, un 2% más que en el mismo período del año anterior. Sin embargo, la Agencia Tributaria detalla en su informe que, sin incluir las devoluciones y los ingresos fuera de plazo de las retenciones de las Administraciones Públicas, la recaudación caería un 0,3%. Ello es así por el efecto de la reforma fiscal, que supuso una reducción de la retención que sufren los asalariados en sus nóminas. 

Los ingresos derivados del IVA crecen a buen ritmo y avanzaron un 7,6% en el primer trimestre hasta alcanzar los 17.013 millones. Sin embargo, a esta cifra también lleva un asterisco. La Agencia Tributaria señala que más de la mitad del incremento se explica por el "distinto ritmo en la realización de las devoluciones en 2014 y 2015". Y señala que los ingresos homogéneos aumentan un 3,5%. 

Y también debe matizarse el retroceso que registran los impuestos especiales, los tributos que gravan bienes como la gasolina, el alcohol o el tabaco. La recaudación cayó en este epígrafe un 9% por el efecto de la devolución del céntimo sanitario, un tributo que Bruselas declaró ilegal el año pasado. Excluyendo este efecto, la recaudación cae un 2,9% influenciada por la mala evolución del impuesto sobre el tabaco.

El déficit del conjunto de la Administración
El Ministerio de Hacienda también publicó ayer el déficit del conjunto de la Administración Pública (sin contabilizar los ayuntamientos) hasta febrero. El desfase alcanzó el 0,95% en los dos primeros meses del año (10.285 millones), porcentaje inferior al 0,95% registrado en el mismo período del año anterior. Por subsectores, el déficit de la Administración central se mantuvo en los mismos niveles registrados el año anterior (1,07% del PIB). Las comunidades, en buena parte gracias a las mayores transferencias, lograron rebajar su desfase a la mitad y, hasta febrero, su déficit se situó en el 0,08% frente al 0,18% registrado un año antes.

Normas