Así se personaliza el menú que aparece con el botón derecho del ratón
Cómo personalizar el menú contextual de Windows

Cómo personalizar el menú contextual de Windows

La personalización de Windows deja mucho que desear en algunas ocasiones, sobre todo cuando se trata del propio sistema operativo. No obstante, existen formas a través de ciertos programas o del registro que permiten realizar cosas bastante interesantes y sobre todo desconocidas. En el caso del menú contextual del explorador de archivos, una de las opciones que más útil puede resultar es conseguir que sea lo más limpio posible, algo bastante imposible si instalamos muchos programas. Normalmente, en las instalaciones, las propias aplicaciones instalan su opción en el menú contextual sin preguntarnos antes, por lo que posteriormente debemos proceder a limpiarlo. ¿Cómo podemos hacerlo?

La verdad es que existen varias vías y hoy vamos a mostrar cómo limpiar de dos formas el menú contextual de Windows 8 y Windows 7, además de una tercera forma con la que podremos añadir los elementos que deseemos, incluyendo el texto que aparecerá en ellos.

Modificar los elementos del menú contextual a través de los registros

  1. Presiona Windows + R y escribir “regedit” en la ventana que aparece.
  2. Encontrar la localización HKEY_CLASSES_ROOT -> * -> shellex -> ContextMenuHandlers.
  3. Identificar las aplicaciones de terceros que aparecen y eliminar los registros correspondientes.

Lo cierto es que esta es la opción más “complicada” y que puede, en ocasiones, alterar el funcionamiento del sistema.

La opción más segura con otras aplicaciones de terceros

  1. Instalar Context Menu Editor.
  2. Lanzar con privilegios de administrador.
  3. Pulsar con el botón derecho en el elemento deseado de la lista y pulsar sobre Remove (eliminar).

Es un método sencillo para identificar todo tipo de entradas de registro y llevándonos directamente a lo que nos interesa.

Añadir entradas al menú contextual

  1. Lanzar de nuevo el programa anterior
  2. En la opción de añadir elementos, añadiremos el texto que queremos que aparezca en el menú contextual.
  3. En el caso de que lo deseemos, podemos escoger un icono representativo ya que el que se importa es por defecto.
  4. Aplicaremos los cambios e inmediatamente aparecerán, en tiempo real, en el ordenador.
Normas