Plan de retribución a los empleados con límite de 12.000 euros

Jaime Carbó dimite como consejero delegado de Deoleo

El consejero delegado de Deoleo, Jaime Carbó, ha presentado hoy su dimisión al consejo de administración de la compañía. Según un comunicado remitido por la empresa a la CNMV "tras haber liderado la redefinición organizativa e industrial del grupo y su reestructuración accionarial y financiera, su dimisión será efectiva el día 28 de mayo, fecha para la que se celebrará la junta general de accionistas.

Está previsto que asuma sus funciones como nuevo consejero delegado Manuel Arroyo, quien ha desarrollado su carrera profesional en compañías multinacionales del sector consumo y ha sido máximo responsable del negocio en varios mercados internacionales. Se incorpora a Deoleo procedente de S.C. Johnson’s & Son, donde ha ocupado el cargo de vicepresidente senior, responsable de las operaciones comerciales en la región Asia Pacífico. Anteriormente ocupó diversos cargos de responsabilidad en The Coca-Cola Company, entre los que destacan presidente de ASEAN.

La compañía aceitera aumentó su facturación un 18,1% en el primer trimestre del año, hasta los 200,7 millones de euros. Las ventas han crecido también en volumen, un 7%, y las marcas del grupo han incrementado sus cuotas de mercado. Según la empresa, "esto ha sido posible gracias a una mayor actividad promocional y por la diversificación geográfica del negocio, todo ello a pesar de la difícil coyuntura por la fuerte subida de precios del aceite de oliva, una situación que ya estaba contemplada en el presupuesto anual"

Retribución a empleados

La compañía ha comunicado al regulador un plan de retribución dirigido a sus empleados que consiste en el cobro en acciones de la sociedad de una parte de su retribución con un límite de 12.000 euros. En total se han repartido 127.000 acciones a cinco miembros de la dirección y 88.500 acciones a 11 empleados. El precio al que se han adjudicado los títulos ha sido de 0,42 euros por acción.

 

Normas