El plan Juncker encalla en el Parlamento Europeo

El plan Juncker encalla en el Parlamento Europeo

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) seleccionó ayer los primeros proyectos que aspiran a la financiación del plan Juncker (incluido uno del laboratorio español Grifols). Solo 24 horas antes, el Parlamento Europeo rechazaba conceder el aval del presupuesto comunitario que supone la base del plan para movilizar 300.000 millones de euros en inversión pública y privada entre 2015 y 2017.

El BEI ha señalado que, incluso si no se aprueba la garantía europea, asumirá en su propio balance la financiación de estos primeros proyectos preseleccionados. Para el Banco no supondría ningún contratiempo porque los primeros aspirantes al plan Juncker apenas requieren 300 millones de euros (100 millones asignados a Grifols), una cifra insignificante para el volumen de préstamos del organismo financiero de la UE. Sólo en el último mes, el BEI ha seleccionado proyectos para España por un valor de casi 2.000 millones de euros a través de sus canales habituales de financiación y sin necesidad del plan Juncker.

Pero el problema sería mucho mayor para el actual presidente de la Comisión Europea, porque si su plan no sale adelante, la credibilidad política de Jean-Claude Juncker quedaría seriamente dañada. La CE cruza los dedos para que el conflicto con el Parlamento Europeo se resuelva antes del verano y que el plan Juncker pueda arrancar en septiembre como muy tarde.

Artículo completo publicado (aquí) en la versión digital y de papel de Cinco Días, el 20 de abril de 2015.

Foto: cartel de obra imaginaria en Molembeek (Bruselas). (B. dM., junio 2014).

Normas