Posible cambio de partido que gobierne

Normalidad en la jornada electoral en Finlandia

El primer ministro finlandés, Alexander Stubb, cuando ha ido a votar junto a su esposa Suzanne Innes-Stubb en la ciudad de Espoo.rn
El primer ministro finlandés, Alexander Stubb, cuando ha ido a votar junto a su esposa Suzanne Innes-Stubb en la ciudad de Espoo. EFE

 

Los finlandeses acuden hoy a buen ritmo a las urnas para votar en las elecciones legislativas que se celebran en el país, en una jornada marcada por la normalidad y la ausencia de incidentes y que previsiblemente abrirá la puerta a un cambio de gobierno.

Los colegios electorales, repartidos en trece distritos, abrieron sus puertas a las 09.00 hora local (06.00 GMT) y las cerrarán a las 20.00 horas (17.00 GMT).

Como es habitual, la bandera finlandesa ondea en los edificios de todo el país, algo reservado para las fiestas nacionales y otras fechas señaladas, en homenaje a la democracia.

Pese a que en Finlandia no se avanzan los datos de participación mientras los colegios permanecen abiertos, los expertos calculan que ésta podría superar ligeramente la de las pasadas legislativas, cuando votó el 70,4 % de los electores.

Más de 4,4 millones de votantes están convocados a participar en estas elecciones para renovar los 200 escaños del Eduskunta (Parlamento unicameral), a los que aspiran 2.146 candidatos de 15 partidos.

De ellos, sólo ocho partidos superarán el umbral del 3 % de votos necesarios para entrar en el Eduskunta, según los sondeos.

El Partido de Centro, segunda fuerza de la oposición, parte como favorito para alzarse con la victoria con el 24 % de los sufragios, lo que convertiría a su líder, el millonario Juha Sipilä, en el próximo primer ministro.

Pese a su probable triunfo, la fragmentación del voto obligará a Sipilä a negociar con más de una formación para alcanzar una mayoría absoluta en el Eduskunta que le permita gobernar sin sobresaltos.

La segunda posición en estos comicios se la disputan los conservadores del partido Kokoomus, la formación populista de derechas Verdaderos Finlandeses y el Partido Socialdemócrata (SDP), con un apoyo que oscila entre el 16,9 % y el 15,1 %.

En las últimas elecciones, los Verdaderos Finlandeses del ultranacionalista Timo Soini lograron romper la tradicional hegemonía de los tres grandes partidos, arrasaron en las urnas y pasaron de tener cinco diputados a conseguir 39 escaños.

En los comicios de hoy la formación xenófoba y euroescéptica, el principal partido de la oposición, podría retroceder más de dos puntos, según las encuestas, pero se mantendría como tercera fuerza política del país.

Los sondeos también auguran el retroceso de los conservadores del primer ministro Alexander Stubb y de los socialdemócratas del titular de Finanzas Antti Rinne, que lograrían entre tres y cuatro puntos menos que en 2011.

Los Verdes, con una estimación de voto del 8,8 %, podrían arrebatar la quinta posición a la Alianza de Izquierdas, el único partido con representación parlamentaria que se opone a los recortes del gasto público que propugnan, en mayor o menor medida, el resto de fuerzas políticas.

Los últimos partidos en entrar en el Eduskunta serán los liberales de la minoría suecohablante, liderados por el ministro de Defensa Carl Haglund, y los democristianos de la titular de Interior Päivi Räsänen, ambos con menos del 5 % de los votos.

Más de 1,3 millones de electores, equivalentes al 31,9 % del censo, votaron de forma anticipada durante la semana pasada, utilizando un sistema implantado en 1970 para favorecer la participación.

Estos votos se escrutarán a lo largo de la jornada y sus resultados serán presentados por la autoridad electoral poco después del cierre de los colegios.

Se espera que el cómputo de todos los sufragios esté disponible a partir de las 23.00 hora local (20.00 GMT).

Normas