Iberia ya está preparada para abordar el mercado asiático y latinoamericano

Botín ve posible una Florida europea en España

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín.
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín.

Entre hoteleros, gestores de aerolíneas y plataformas tecnológicas turísticas, la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, desgranó ayer los retos que tiene por delante la industria de los viajes e insistió en la necesidad de adaptación a los hábitos de los clientes y las tecnologías que van surgiendo, algo que afecta, según recalcó, no solo al turismo sino también al sector financiero.

La presidenta del Banco Santander fue una de las encargadas de poner el acento español a la cumbre mundial de turismo, celebrada esta semana en Madrid. Botín destacó el papel de las empresas españolas dentro del sector y alabó su capacidad para anticiparse a los cambios en los hábitos de los clientes y la adaptación de la oferta turística. Así, aseguró que “España puede ser la Florida de Europa” y recordó que el sector tiene un peso en la economía española del 12% y que genera tres millones de puestos de trabajo. “Se trata de un sector que ha ayudado a apuntalar la recuperación de la economía española, aumentando su contribución anual a las finanzas públicas en un 25%” y que ha sabido reinventarse para adaptarse a las circunstancias. Botín puso como ejemplo al Grupo Matutes –hoteles Palladium y Balearia– por el trabajo de renovación de sus establecimientos en Ibiza.

Una capacidad de transformación que fue utilizada por el presidente de Iberia, Luis Gallego, para presentar las credenciales de una compañía aérea que antes de su reconversión perdía un millón de euros al día y que el pasado ejercicio cerró con 50 millones de beneficio operativo “en mitad de la crisis”. Los datos del primer trimestre, aún en elaboración, muestran un aumento de vuelos nacionales y tránsito de viajeros españoles “que antes no tenía”, subrayó.

Gallego planteó cuáles son sus prioridades para el futuro, que pasan por consolidar Barajas como hub (centro de conexión) entre España y el resto del mundo. “Ha permitido a Madrid duplicar el número de vuelos continentales y que lleguen 18 millones de viajeros adicionales”. El presidente de Iberia subrayó su “total compromiso” para potenciar el hub. “Una Iberia rentable es la mejor garantía para el desarrollo del aeropuerto de Madrid”, remarcó Gallego, quien volvió a reclamar a Fomento que favorezca la interconexión de la T4 de Barajas con el tren de alta velocidad. “Serviría para impulsar la conectividad con otros medios de transporte”, resaltó.

Entre sus planes de futuro, Gallego resaltó la “idoneidad” de la ubicación geográfica para que Madrid se convierta en la puerta de entrada y salida de Europa a Latinoamérica. “Ya volamos a 19 destinos en 15 países”, señaló. Pero el principal reto pasa por abordar los mercados asiáticos, aquellos a los que todos los organismos internacionales auguran un mayor crecimiento en el corto y medio plazo. “Queremos desarrollar nuevos destinos en Asia. Ahora ya estamos preparados para hacerlo con la actual estructura de costes”, dijo.

Un crecimiento que requiere un desarrollo de infraestructuras, algo que durante estos días ha sido una de las principales reclamaciones del sector. Así, el representante de la aerolínea japonesa ANA Holdings, Keisuke Okada, destacó la necesidad de que “los viajeros puedan desplazarse por todo el mundo con los medios más modernos posibles”. Ana Botín subrayó, por su parte, la necesidad de adaptarse al crecimiento de la clase media gracias, especialmente, a países de Asia y América Latina, y a los cambios tecnológicos, poniendo como ejemplo que hay empresas de éxito que “no son los propietarios de sus hoteles, ni de sus taxis (...) pero están cambiando la estructura de este sector”.

“Estamos creando una generación que nace con una exposición global a través de la tecnología”, alertó la directora de comunicaciones globales de Marriot, Katheleen Matthews, que recalcó la necesidad de abordar el paro juvenil. “Para continuar con la trayectoria de crecimiento económico global debemos crear 14 millones de empleos hasta 2030, sino perderemos 6.000 millones de crecimiento económico”

Barcelo prevé que España logre 90 millones de viajeros en 2030

El codirector del Grupo Barceló, Simón Pedro Barceló, expuso en su intervención las reformas que debe afrontar el sector turísticos en España a corto plazo. “Si mantenemos la cuota mundial del 6%, en 2030 recibiremos 90 millones de viajeros y eso genera desafíos”, señaló en su intervención. España no va a seguir creciendo en sol y playa, en su opinión, y eso requiere que se potencie y se promocione el turismo urbano, el gastronómico y el cultural. “España tiene que prepararse y adaptarse para atraer viajeros de los dos mercados que más van a crecer (África y Asia)”, dijo.

Bonet reclama estabilidad política y social para seguir creciendo

El presidente de la Cámara de Comercio de España y de Freixenet, José Luis Bonet, resaltó la necesidad de que el próximo Ejecutivo que salga de las urnas en otoño garantice “estabilidad política y social” para poder seguir dando el salto al exterior en materia turística. “Si seguimos con la actual estabilidad y se aprovecha el viento de cola que viene de un petróleo y euro baratos, el turismo podrá dar el salto al exterior y se podrá alcanzar el segundo objetivo: tener empresas más competitivas. Internacionalización y competitividad forman un círculo virtuoso”.

OHL reivindica que se impulse con firmeza el turismo de lujo

El consejero delegado de OHL Desarrollos, Andrés Pan de Soraluce, subrayó la idoneidad del proyecto Canalejas, que incluye, entre otras dotaciones, la construcción de un hotel de cinco estrellas en el centro de Madrid bajo la marca Four Seasons. “Es incomprensible que Madrid no sea una de las ciudades más visitadas del mundo. Londres tiene una habitación de lujo por cada 1.100 habitantes y Madrid la tiene po cada 10.000”, afirmó. Además destacó el hecho de que el 30% de la ocupación “viene atraída especificamente por la instalación”.

Japón busca 20 millones de turistas

El país asiático quiere convertirse en un foco de atracción para viajeros de todo el mundo. Japón quiere alcanzar los 20 millones de visitantes en 2020, año en el que Tokio acogerá los Juegos Olímpicos. “Durante mucho tiempo se ha pensado que Japón es un país caro, lejano y con la barrera de la lengua” pero son “percepciones incorrectas”, dijo Ryoichi Matsutama, presidente de la Organización Japonesa de Turismo (JNTO), que apuntó que el coste de viajar al país es más económico que a ciudades como Londres. En 2014 recibió 13 millones de turistas, un 29% más que un año antes, y se sigue recuperando de los efectos del tsunami de 2011.

Normas