Acumula 11.300 millones de inversión en sus nueve concesiones norteamericanas

ACS gana la concesión de un puente clave para Canadá por 1.850 millones

Florentino Pérez, presidente de ACS. Pablo Monge
Florentino Pérez, presidente de ACS. Pablo Monge

ACS se ha llevado el súpercontrato para el diseño, construcción y explotación del futuro puente sobre el río Saint Lawrence en Montreal (Canadá). El proyecto, llamado a sustituir el puente de Champlain (año 1962), asciende a 2.460 millones de dólares canadienses (unos 1.850 millones de euros). Los dos consorcios rivales estaban liderados por OHL y Acciona, por un lado, y por Kiewit y Skanska por otro.

El grupo que preside Florentino Pérez cuenta con un 50% del consorcio ganador a través de sus filiales Iridium, Dragados y Flatiron. El socio local es SNC Lavalin, que participa con el otro 50%. Una vez levantado, se abre un plazo de 30 años de concesión del puente.

El actual paso Champlain sirve de acceso a la isla de Montreal por su lado este, alcanzando los 40 millones de usuarios anuales. Además, forma parte de una de las principales vías de intercambio comercial entre Canadá y EE UU. La nueva infraestructura tendrá una longitud de 3,3 kilómetros, con un vano central atirantado de 430 metros, y deberá estar finalizada en diciembre de 2018.

El Gobierno federal canadiense aportará fondos al proyecto, que se complementa con financiación privada. ACS ya ha previsto un préstamo bancario a corto plazo y una posterior emisión de bonos en Canadá.

La compañía cuenta ya con nueve concesiones en Norteamérica a través de Iridium, acumulando 11.300 millones de inversión.

Normas