La reorganización del grupo perjudica a las plantas españolas

Los sindicatos denuncian que las fábricas de Iveco pierden trabajo

La planta de Iveco en Madrid
La planta de Iveco en Madrid

La sección de Industria del sindicato CCOO ha denunciado que las fábricas españolas del productor de camiones Iveco se verán perjudicadas con la reestructuración de la compañía que ha propuesto su matriz CNH Industrial, pese a que la multinacional ha asegurado que tomaba esta decisión por la crudeza con que la crisis ha golpeado a la marca.
Según la organización, esta reorganización supone pérdida de trabajo para las factorías de Madrid y Valladolid, y no es beneficiosa para las plantas españolas.
También el sindicato CGT ha mostrado su rechazo a la “decisión unilateral” tomada por el consorcio CNH Industrial. “Tanto las formas como las circunstancias nos hacen prever que la comunicación ofrecida encubre muchas más consecuencias que la de una simple reorganización”, añadió la organización.
Mediante la reestructuración que llevará a cabo la compañía, la factoría madrileña verá cómo la producción de las cabinas se trasladará progresivamente a Valladolid. Además, la chapa, la pintura y el guarnecido se fabricará fuera de Madrid y, desde finales de 2016 y principios de 2017, se traerá la cabina completa de la planta vallisoletana.
Asimismo, el vehículo militar también dejará de fabricarse en suelo madrileño y pasará a hacerse en la factoría italiana de Piacenza.
En cuanto a Valladolid, cederá la producción de la nueva Daily en su versión chasis-cabina a la factoría italiana de Suzzara. Al final del proceso, se realizará entre las dos plantas lo que hasta ahora se hacía en Madrid.
El argumento de la empresa italiana para realizar esta operación es que las altas previsiones no podrán ser absorbidas por la factoría madrileña, al haberse quedado pequeña. En esta línea, CCOO ha señalado que esta planta tiene firmada la utilización de las instalaciones en más turnos de los que se hacen en la actualidad.

Por su parte, la dirección de Iveco ha asegurado que todos los puestos de trabajo en España son necesarios para esta nueva etapa y que “no sobra nadie”. Sin embargo, CC.OO. pone en duda estas garantías, ya que la empresa no le ha entregado ningún dato que demuestre que este plan es factible.

Por su parte, desde la CGT afirmaron que “en el año 2012 se firmó un plan industrial que ya garantizaba todos los centros y producciones en todos ellos, obteniendo importantes inversiones y concesiones por parte de los trabajadores. Tras ese plan no se ha conseguido lo acordado y, de hecho, los centros catalanes cerraron”, afirmó.

Asimismo, CGT señaló que la dirección de Iveco pide “un salto de fe” como salida de futuro, por lo que desde la organización reforzarán la unidad de la plantilla antes de exigir a la empresa el plan industrial por escrito para su valoración y para tomar las medidas necesarias.

Normas
Entra en El País para participar