Eleva su previsión de crecimiento al 3,4% en 2015

Exceltur anticipa otro año récord gracias a la demanda nacional

Turistas en la playa de Levante de Salou esta Semana Santa.
Turistas en la playa de Levante de Salou esta Semana Santa. EFE

La demanda nacional impulsó durante el primer trimestre del año la industria turística española. Según la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur), el PIB turístico se incrementó un 3,5% en los tres primeros meses del año gracias a un repunte del 10% en la demanda de viajeros españoles entre enero y febrero. Un buen arranque de año, tras un 2015 récord en llegadas de extranjeros, que se ha visto acompañado además por una Semana Santa muy positiva para el sector, según destacó el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda.

El buen tono registrado por la industria turística hasta ahora ha llevado a Exceltur ha revisar al alza sus previsiones de crecimiento para cierre de año, desde el 2,6% anunciado en enero hasta, hasta el 3,4%. Zoreda adelantó ayer “un mejor” segundo trimestre del año gracias a la demanda interna y al papel de España como destino refugio frente a la inestabilidad en Túnez y Egipto.

El comportamiento positivo de la demanda nacional, que aún se mantiene en niveles de 2005, contrarrestó en el arranque del año la desaceleración de llegadas internacionales a la oferta reglada –hoteles y apartamentos, turismo rural y campings–, que creció un 5,4% (solo un 0,6% más en pernoctaciones), frente al 24,5% de la no reglada, los apartamentos turísticos no regulados. Un movimiento que según recordó Exceltur ayer tiene impacto en los ingresos por turista, que según las estimaciones habrían caído un 2,1% real en los dos primeros meses del año.

El retorno de la inestabilidad en Túnez y Marruecos, que comenzaron el año con signos de recuperación en su industria turística, habría supuesto una tirón en la demanda de los visitantes franceses a España, con un crecimiento del 22,9% en el primer trimestre, mientras que el mercado emisor británico mantuvo su fortaleza, con un alza del 4%. Las pernoctaciones del turista ruso, por su parte, continuaron en retroceso durante los dos primeros meses del año, un 34% menos que hace un año.

La industria turística mostró además su preocupación ante las elecciones municipales y autonómicas del mes de mayo y recordó que el sector “no flota ante cualquier tempestad y que necesita atención”, urgió a elevar las dotaciones presupuestarias, revisar el modelo turístico, potenciar la diversificación de la oferta y la desestacionalización de la demanda y evitar nuevos impuestos al sector.

Exceltur adelantó ayer que trabaja en un estudio sobre el impacto de los apartamentos turísticos irregulares e insistió en la necesidad de regular el sector de una forma homogénea que acarree una responsabilidad subsidiaria a las plataformas tecnológicas como Airbnb o Homeaway.

Normas