El índice marca un nuevo récord en más de cinco años

El Ibex 35 avanza otro 1% y reconquista los 11.800

Vista de los paneles informativos en el parqué madrileño
Vista de los paneles informativos en el parqué madrileño EFE

El Ibex 35 continúa con su racha imparable. Hoy el selectivo español avanza otro 1% hasta los 11.866,4 puntos. De nuevo, día de alzas y otra vez, un máximo para el índice desde enero de 2010, el quinto en seis días. La vida sigue igual en las Bolsas. La semana empieza con más números verdes en los paneles de los mercados del Viejo Continente. En todos salvo en los del Dax alemán, donde después de tocar un nuevo máximo histórico el viernes pasado, los inversores han optado por una tímida recogida de beneficios que ha llevado al índice germano a dejarse un exiguo 0,18%.

Apenas seis valores del Ibex cierran la jornada con números rojos. Las mayores caídas del día son las de ArcelorMittal, que cae un 1,48% e IAG (–0,72%). Del lado de los ascensos, sobresalen las alzas de   Sabadell (+2,27), que ha cubierto su ampliación de capital con una semana de adelanto, y Telefónica, que sube un 2,12%.

Las Bolsas siguen subiendo a pesar de que la principal referencia del día, la balanza comercial en China, ha sido bastante peor de lo que esperaba el consenso del mercado. Las exportaciones cayeron un 15% en marzo y las importaciones descendieron a su mayor ritmo desde 2009. ¿Será la ralentización en China el factor que frene la carrera de las Bolsas europeas? Por lo visto ayer, no lo parece. Pero el gigante asiático es la segunda mayor economía del mundo y el mayor importador de metales, lo que irremediablemente afecta al mercado.

De esta forma, a causa de la fuerte caída de las importaciones de China, el sector de los recursos básicos del Eurostoxx 600 se deja hoy cerca de un 1%, el mayor descenso del día en el Viejo Continente. AngloAmerican baja un 3%; BHP, un 3%; Riotinto un 1,1%...

IBEX 35 9.447,50 0,46%

Desde RBS señalan que “serán necesarias medidas de estímulo para alcanzar el objetivo de crecimiento del 7% para este año en China”. Precisamente las expectativas de que el Banco Popular de China se vea obligado a aprobar cambios en su política monetaria tras recortar dos veces el tipo de depósito desde noviembre y una los tipos de interés de referencia, ha permitido a las Bolsas del gigante asiático subir tras conocer los datos, a pesar de que muestran una mayor debilidad de su economía.

Fuera de las Bolsas, el mes pasado, China importó 6,3 millones de barriles de petróleo al día, un 5,2% menos que en febrero. Pese a ello, el crudo repunta con fuerza. La razón, según los expertos, hay que buscarla en la reducción de las plataformas petrolíferas en Estados Unidos conocida el vienes, puesto que cayeron a su nivel más bajo en cinco años. El barril Brent sube un 0,3% a pesar de que una menor demanda procedente de China es una mala noticia para el crudo, porque alimenta aun más el exceso de oferta en el mercado. 

Al margen de la marcha de la segunda mayor economía del mundo y sus implicaciones sobre el mercado, el día trae pocas novedades, aunque la semana será intensa. En Estados Unidos se acelera estos días la presentación de resultados del primer trimestre del año, que se espera más bien floja. Mañana publican sus cuentas JPMorgan y Wells Fargo. Los principales índices de Wall Street cotizan hoy al alza, pero sin efusividad. El Dow Jones de industriales y el selectivo S&P suben en torno a un 0,2%, mientras que el Nasdaq tecnológico avanza un 0,5%.

Donde las empresas europeas siguen encontrando un aliado es en la caída constante del euro, que hoy desciende hasta los 1,059 dólares. La moneda única sigue acercándose a sus mínimos desde 2002. 

En el mercado secundario de deuda, la rentabilidad del bono español a diez años se mantuvo en el 1,25% con la prima de riesgo en los 109 puntos básicos.

Aunque Grecia sigue sin resolver sus problemas de liquidez y las negociaciones con sus socios de la UE siguen sin llegar a buen puerto, los inversores reflejan una asombrosa pasividad ante el drama heleno. Hoy, la rentabilidad del bono soberano griego con vencimiento a una década se mantiene en el 11,5%, mientras que el Ase, principal indicador bursátil del parqué ateniense, avanza un 1,06%.

Normas