Las últimas tendencias de la moda

10 consejos de estilo para triunfar en primavera

Vestido de ante, sandalias romanas y bolso con flecos, de Zara
Vestido de ante, sandalias romanas y bolso con flecos, de Zara

Aunque se sorprenda, las chaquetas cruzadas regresan, igual que los años setenta y el color blanco. Aquí tiene unos consejos útiles sobre qué llevar esta primavera y verano y cómo marcar un estilo de plena tendencia.

1. Los 70 han vuelto. Esta es la tendencia reina. Si le queda algo de esa época en el armario, rescátelo. Regresan los pantalones acampanados (a media campana) y blusas con estampados. Zara, por ejemplo, apuesta por “los vestidos vaporoso de aire hippy”. Nicholas Ghesquière, desde su reciente llegada a Louis Vuitton, ha adoptado sus creaciones al estilo de esa década.

2. El dandismo o flamboyant. La elegancia extrema prima en el hombre. Los diseñadores se han empeñado que esta temporada los cuellos se vistan con pañuelos y fulares. Imagine un estilo del tipo romanticismo de Oscar Wilde. Lo más chic son las corbatas sin forro, más ligeras y desenfadadas como las de Kiton. Incluso los sombreros panamá le darán el toque perfecto.

Traje de hombre en azul, de Tommy Hilfiger Tailored.
Traje de hombre en azul, de Tommy Hilfiger Tailored.

3. Las barbas largas. Dentro del estilo de la elegancia barroca, las barbas largas de meses no pasan de moda, eso sí, cuidadas, rebajadas en las mejillas y muy larga en mentón.

4. Doble botonadura en las americanas. Aunque sea el look que se asocia a determinados empresarios más bien rancios de otras épocas, regresa la chaqueta cruzada con dos botones. Pero también sigue de tendencia un estilo italiano más entallado, según la sastrería Santa Eulalia: “la americana más corta, entallada y con dos aberturas laterales, pantalón de traje más estrecho, sin pinzas y con vuelta abajo”. Este uniforme de oficina, a su vez, se vuelve menos rígido, sin armazones, caen los hombros y dominan los tejidos naturales como el algodón, el cashmere, la seda y el hilo. Un buen ejemplo son las chaquetas superligeras de la firma española Tristana, con tela de la italiana Loro Piana. En cuanto a colores, priman las escalas de grises, tierras y azul.

5. Oro rosa en las cajas de los relojes, como han apostado las grandes firmas como Girard-Perregaux, Breguet, Blancpain o Hermès en su modelo Slim. Además, surgen otros materiales como el caucho, y el estilo deportivo con colores llamativos y cajas grandes.

6. El ante. El cuero ha sido sustituido por esta piel, incluso en primavera sus versiones más finas para vestidos y chaquetas, así como en bolsos de flecos, uno de los must de la temporada. Encaja muy bien con el estilo boho, una mezcla entre bohemio, hippy y chic, que continúa de moda.

7. Sandalias. Para ellas triunfan las sandalias altas tipo romano o gladiador. Para ellos también regresa en toda sus versiones, incluso para llevar con pantalones largos. Tal vez se sienta como un guiri en Benidorm, pero estas chanclas se han sofisticado gracias a los modelos en piel e incluso con flecos.

8. Zapatillas blancas. Regresan desde los ochenta para imponerse, incluso para llevar junto al traje para aquellos muy atrevidos. Las cinchas sustituyen a los cordones, como en los modelos infantiles que triunfaron hace años. Es el caso de las propuestas de Dior.

9. Azul Klein en trajes, “marino y luminoso, con microdiseño o lisos, por ejemplo de Canali”, cuentan en Santa Eulalia. Incluso en las gafas de sol prima ese color, en combinación con el dorado, y de estilo náutico.

10. El blanco total. “El blanco se lleva este verano en todas sus tonalidades y no combinado, sino en total look”, cuentan desde Zara. En este estilo prima la estética japonesa y los cinturones de judo para el armario femenino, combinados con prendas oversize. Para hombres, el blanco completo en americana y pantalón recuerda a Miami Vice, aunque con estética más entallada y sin hombreras, por ejemplo en el caso de la firma Tommy Hilfiger Tailored.

Normas