Tribuna

El valor de los bonos convertibles

Los bonos convertibles han tenido muy buen comportamiento los últimos años y a día de hoy siguen teniendo valor. Antes de proceder a un análisis más exhaustivo, es importante especificar qué son, para qué se utilizan y por qué su comportamiento es asimétrico respecto a la renta variable, es decir, que no se comportan igual en las subidas que en las bajadas. Un bono convertible es un producto de renta fija que puede convertirse en uno de renta variable, en acciones. Es un producto interesante que se comporta de un modo diferente: cuando la renta variable sube o baja un 20%, por mencionar una cifra, el bono convertible no expresa lo mismo en la subida que en la bajada. Es muy probable que un bono convertible suba un 14% o un 15% pero solo descienda un -7 o -8%, por lo que no son bonos lineales ante la renta variable y se trata de un tipo de activos que pierden menos. Este tipo de bonos se usan en una cartera para derivar o generar un perfil de retorno asimétrico a la renta variable y adquieren su mayor rentabilidad en épocas en las que la volatilidad reina en los mercados. Ahí es donde radica su valor.

Los bonos convertibles son sensibles a la renta variable y se comportan, en parte, en línea con ésta. Si hay una sensibilidad muy baja, se comportan como un activo de renta fija y muy poco como renta variable. En cambio, si la sensibilidad es alta, se comportan puramente como renta variable. Un aspecto que es importante tener en cuenta, a día de hoy, es que en EE UU el 60% de su mercado tiene una sensibilidad a la renta variable superior al 60%.

Creemos que los bonos convertibles europeos siguen siendo baratos actualmente, específicamente en el segmento defensivo, aunque también tienen mucho valor en EEUU y en Asia. Este tipo de bonos proporcionan una renta variable como retorno con una volatilidad muy baja, por lo que aquellos inversores que estén interesados en renta variable deberían también tener interés por los bonos convertibles.

A lo largo de 2014, el mercado de bonos convertibles ha tenido conductas “saludables”. La emisión global ha sido de alrededor de 100 billones de dólares y Europa representa un 25% de esta, aspecto que es muy positivo. Si nos centramos en la emisión neta, durante los últimos tres años, Europa ha sido el único mercado en crecimiento. EE UU ha tenido una emisión negativa, Asia se ha mantenido plana, Japón tiene a día de hoy 10 billones de dólares en negativo y Europa tiene 32 billones en positivo.

Estamos, entonces, ante un mercado en crecimiento en términos de tamaño, especialmente en Europa. Por este motivo, los bonos convertibles son títulos atractivos para invertir y se trata de una buena opción que muchos inversores no tienen en consideración para ampliar su cartera. Este tipo de bonos son adecuados para todo tipo de inversores ya que, si el canje por acciones no es interesante, basta simplemente con no realizar el canje para recibir el dinero aportado.

En torno a un tercio del universo de bonos convertibles no tiene rating, aspecto que determina la construcción de carteras. En estos casos, hay que realizar diferentes comprobaciones y análisis del crédito con el objetivo de conocer su comportamiento y adjudicarle un rating ya sea interno o externo. Hay dos bonos distintos que no tienen ratings: los que no lo necesitan porque se trata de una empresa con mucho capital y las compañías que no quieren pagar el servicio de rating o han decidido que pueden ganar dinero sin tenerlo. Que una compañía no tenga sus fondos con un rating no influye en el valor real del bono ni significa que no podamos invertir en ellos, simplemente hay que hacer los análisis pertinentes.

El bono convertible es una buena opción de inversión y un instrumento ideal como complemento de las carteras. Históricamente, los bonos convertibles han permitido capturar cerca de un 75% de las subidas de la renta variable frente a un tercio de las caídas, mejorando sustancialmente el perfil rentabilidad-riesgo de las carteras en las que se encuentran. Por este motivo, invertir en bonos convertibles adquiere más valor en la situación actual de los mercados y se trata de un activo ideal para diversificar riesgos.

 

Nicolás Delrue es especialista de producto de bonos convertibles de Union Bancaire Privée (UBP)

Normas