España, sexto país europeo en alternativas financieras online

España, sexto país europeo en alternativas financieras online

Ante las dificultades a la hora de conseguir un crédito de una entidad financiera, cada vez se buscan nuevas alternativas para financiar proyectos. España si sitúa entre los seis países eueropeos más populares en estos sistemas de financiación.

Según un estudio comparativo de la financiación alternativa en Europa, España es uno de los países con más alternativas a la financiación. Este informe realizado por la Universidad de Cambridge, recoge los países en los que las empresas buscan más alternativas para la financiación, huyendo de las entidades bancarias.

España, entre los seis con más alternativas financieras

Reino Unido es el país con más financiación alternativa en Europa. En concreto, las empresas de Reino Unido financian 2.337 millones de euros (1.78 billones de libras) a través de sistemas de financiación diferentes a los bancos. Le sigue Francia, con 154 millones de euros y Alemania (140 millones de euros). En cuarto lugar está Suecia, cuyas empresas financian 107 millones al año a través fuentes de financiación diferentes a las entidades bancarias, Países bajos ocupa la quinta posición, con 78 millones de euros, y España, es el sexto país en Europa, con 62 millones de euros.

Búsqueda de alternativas

La crisis y las dificultades de las entidades financieras a la hora de conceder préstamos a empresas, ha provocado que se busquen alternativas para poder comenzar una actividad sin tener que recurrir a un banco a solicitar el dinero. Así han surgido sistemas como el crowdfunding, el capital riesgo, el business angel, el crowdlending, etc.

Los españoles creen que en España se dificulta mucho el acceso a la financiación

En nuestro país, según el estudio realizado por la Universidad de Cambridge, más de la mitad de las empresas (el 53%) cree que las condiciones comparándolas con otros países son muy estrictas y dificultan mucho a las empresas para poder comenzar una actividad. Además, el 21% de los encuestados en el estudio cree que existe demasiada burocracia y se deberían simplificar y facilitar los accesos a la financiación. Por otro lado, existe un cierto desconocimiento en España en estas alternativas, ya que el 9% no conoce la normativa para estos sistemas.

Entre las alternativas para la financiación más utilizadas en España, el más común es el llamado Reward-based Crowdfunding, que es un tipo de financiación colectiva, en el que varios inversores invierten en un proyecto que consideran de interés.

 

Normas
Entra en EL PAÍS