Gana un contrato de 445 millones

OHL Industrial estrena su plan estratégico creciendo en México

Josep Piqué, consejero delegado de OHL.
Josep Piqué, consejero delegado de OHL.

Nuevo pulso entre grupos españoles por un proyecto internacional de construcción industrial: la ejecución, equipamiento y puesta en marcha de una central de ciclo combinado de 770 megavatios (MW) en el estado mexicano de Sonora. OHL Industrial, filial del grupo OHL, se ha impuesto en consorcio con Sener, a otros grupos que encabezaban Iberdrola, ACS, Isolux, Acciona y Abengoa, que presentaron oferta a finales de febrero. Con ello, vuelve a ponerse de manifiesto el poder de la empresa española en uno de los segmentos con más futuro en el campo de la construcción.

El contrato asciende a 477 millones de dólares (unos 445 millones de euros) y ha sido promovido por la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Para OHL Industrial es el primer hito tras la presentación del plan estratégico 2015-2020 de OHL el pasado 2 de marzo, a cargo del consejero delegado Josep Piqué.

Además es una de sus mayores obras adjudicadas y su primera experiencia en México en el campo de la generación eléctrica. El país norteamericano es uno de los principales promotores mundiales de obra industrial ante la pujanza inversora de la petrolera Pemex y el calado de su plan de infraestructuras.

La nueva hoja de ruta a cinco años vista de OHL enfoca a la filial industrial especialmente hacia los sectores del petróleo y generación eléctrica. La estimación es alcanzar los 1.000 millones de euros de facturación, desde los 234 millones conseguidos el año pasado, con un crecimiento anual del 27%.

El recién adjudicado ciclo combinado Empalme I, que es como se denomina la instalación, está llamado a cubrir la futura demanda eléctrica de una zona en expansión como es la del noroeste de México, fronteriza con EE UU, y donde la mitad de la población es menor de 30 años. Según datos de la Comisión Federal de Electricidad, la demanda de energía en la zona norte del país crecerá a una tasa media anual cercana al 4%.

La planta que construirán OHL y Sener estará equipada con dos turbinas de tecnología Siemens y está previsto que opere con gas natural. Las adjudicatarias tienen 30 meses de plazo de ejecución, arrancando por el diseño y terminando por la puesta en servicio. A partir de entonces, el órgano gubernamental mexicano estima la entrada en operación comercial a finales de 2017.

Normas