Creatividad e ingenio al servicio del ahorro

Nuevas formas de compra para ahorrar

Nuevas formas de compra para ahorrar

Cuando se pasan por momentos –o años mejor dicho- de dificultad económica, el ingenio se agudiza y las ideas para conseguir paliar de algún modo las carencias económicas en el día a día no dejan de surgir. Si a esto le sumamos que el consumidor ha cambiado sus hábitos de compra y está cada vez más receptivo a novedades que le supongan un ahorro a la hora de adquirir productos y servicios, el resultado no puede ser otro que nuevas fórmulas de compra atractivas para el consumidor y que le reportarán ahorro.

Desde llenar la cesta de la compra hasta pasar por uno de los momentos más temidos como lo es el dentista, el ahorro puede estar en cualquier ámbito y la novedad en la compra también. El gasto que realizaron las familias en 2014 fue menor que el año anterior, así lo demuestra la Encuesta de Presupuestos Familiares elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) ya que las familias dedicaron menos dinero a todos los grupos de gasto salvo al de la enseñanza, siendo el de transportes y ocio los que más recorte en el gasto sufrieron, con una diferencia anual de 200 euros y 133 euros respectivamente.

Los hábitos de compra entre los consumidores han cambiado y al calor de esta situación han nacido y en algunos casos se han consolidado nuevas formas de compra que equivalen a ahorro para aquellos que se deciden por ellas. ¿Como cuáles?

Compras colectivas

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) fue la que puso en marcha esta nueva fórmula de compra y contratación de servicios motivada por ofrecer a los consumidores la posibilidad de abaratar el precio de servicios. Está basada en la idea de que cuanta más gente unida, más barato será el precio. El sistema consiste en por un lado, la unión de muchos consumidores deseosos de comprar un bien o contratar un servicio y por el otro lado, en empresas que pujan por ofertar sus productos y servicios al mejor precio. Así sale una empresa ganadora de la puja y un grupo de consumidores que pueden contratar este servicio a un precio más bajo. Así se reducen intermediarios gracias a Internet.

Fue pionera proponiendo la compra colectiva de luz –ya ha realizado la segunda compra colectiva para ahorrar en luz- y también ha lanzado esta propuesta para el gas y la tarifa móvil. Pero ahora ha dado un paso más allá y propone la primera compra colectiva de carburante. La finalidad es paliar el “efecto cohete” de los precios de los carburantes.

Subastas para acudir al dentista

Las nuevas formas de compra han llegado hasta para acudir al dentista. Tal y como publicaba Cinco Días, Guido Kloess es el creador de Comparadentistas.com, un portal en el que el paciente indica el presupuesto del tratamiento que precisa y los dentistas comienzan a pujar por atenderle proponiendo un presupuesto menor. Se trata de una puja gratuita y anónima en el que el dentista indica la calidad de los materiales. Desde la empresa dicen que el ahorro puede ser de hasta un 35% de media gracias a comparar precios.

Nuevos tipos de supermercado

El modo de llenar la despensa también está cambiando, o al menos las propuestas de establecimientos disponibles. El modelo de negocio se ha transformado y surge otro tipo de establecimiento que busca proporcionar el ahorro a sus clientes. Es el caso por ejemplo de establecimientos como Dealz que parte de un precio único diario para sus productos gracias al tamaño del mismo o supermercados como Costco que buscan hacerse hueco en España basándose en un sistema de club de compras en el que para poder acceder hay que ser socio y poder beneficiarse así de unos precios más ajustados, también jugando a favor con el tamaño de sus productos.

Normas
Entra en El País para participar