Los administradores se reunirán en breve con empleados y acreedores

El concurso de Banco Madrid se radiará por redes sociales

Un cliente de Banco Madrid, ante una de las oficinas de la entidad.
Un cliente de Banco Madrid, ante una de las oficinas de la entidad. ACN

En una iniciativa inédita en ámbito de los concursos de acreedores en España, la información relativa a la liquidación de Banco Madrid será ofrecida puntualmente a través de redes sociales.

Estas constituirán uno de los tres canales de información que los administradores concursales de la entidad ultiman para mantener al tanto de las novedades a depositarios y acreedores del banco. Las otras dos serán una oficina física, que quedará habilitada en los próximos días, así como una página web.

Esta es una de las primeras decisiones tomadas por los nuevos responsables de Banco Madrid, el administrador concursal Pedro Martín Molina, de la firma Legal y Económico, el auxiliar delegado Francisco Vera, de Data Concursal, y el representante de Hacienda, un inspector de la Agencia Tributaria.

Los tres aceptaron su designación el pasado jueves ante el magistrado titular del juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid, Carlos Nieto Delgado e intervinieron la entidad financiera a las 17.30 horas de ese mismo día.

Su toma de posesión pone en marcha el contador de 15 días (prorrogables por otros tantos) que el juez les ha dado para entregar un plan de enajenación de los bienes de la firma, con el objetivo de compensar a los acreedores de la entidad.

También arranca el plazo de dos meses para que presenten ante el magistrado un informe detallado con los activos y las deudas de Banco Madrid.

Los administradores concursales de la entidad se han reunido ya con la junta directiva del banco y avanzan que entre sus prioridades está hacerlo también con los trabajadores y los acreedores de la firma.

S&P castiga a andorra

La agencia de calificación de riesgo Standard & Poor´s ha vuelto a rebajar el rating de Andorra por segunda vez desde el estallido del escándalo de blanqueo de capitales de Banca Privada de Andorra y lo sitúa ya en BBB-, al borde del bono basura, con perspectiva negativa.

Normas