Gana 447,5 millones por el impacto fiscal positivo

Unicaja multiplica por siete su beneficio por el ‘efecto Ceiss’

El presidente de Unicaja, Braulio Medel.
El presidente de Unicaja, Braulio Medel.

Los tres años de negociaciones que Unicaja mantuvo antes de absorber definitivamente a Banco Ceiss, fruto de la unión de las cajas castellanas, han dado finalmente sus frutos.

La entidad malagueña ha presentado este viernes sus resultados de 2014 que, gracias al impacto fiscal positivo de la operación, multiplican por siete el beneficio logrado en el ejercicio anterior.

Concretamente, Unicaja ganó en 2014 un total de 447,5 millones de euros. Aún sin tener en cuenta el efecto del fondo de comercio generado con la absorción de Ceiss, tomando el beneficio antes de impuestos, Unicaja habría ganado más del doble: 102 millones de euros frente a los 44,8 millones del año anterior.

Hay que tener en cuenta, en todo caso, que la comparativa con 2013 se ve afectada también porque la entidad descuenta de la cifra de beneficio de aquel año la aportación excepcional que todo el sector ha realizado al Fondo de Garantía de Depósitos.

Así, aunque la entidad ganó originalmente 72 millones de euros en 2013, la cifra con la que se compara son los 54,4 millones de euros netos que restarían tras el ajuste (44,8 millones antes de impuestos para evitar la distorsión del efecto fiscal de Ceiss).

Más allá de estas cifras, la entidad que preside Braulio Medel destaca que la absorción de las angituas Caja Duero y Caja España convierte al grupo Unicaja en la sexta entidad financiera de país, "potenciando una franquicia con vocación de liderazgo regional en Andalucía, Castilla y León".

“En el transcurso del ejercicio 2014 ha continuado la contracción del saldo vivo de la cartera de crédito, como consecuencia de la continuidad del proceso de desapalancamiento de empresas y familias”, admite la entidad, que destaca sin embargo que este ajuste se realiza ya “a tasas más moderadas”.

“No obstante, se ha constatado una cierta reactivación de la demanda de crédito, que se ha traducido en un aumento de nuevas operaciones de crédito, realizándose formalizaciones en el ejercicio por importe de 3.327 millones de euros”, lo que no impide que la cartera crediticia total caiga hasta los 38.157 millones.

La entidad también destaca que “la inflexión que se está produciendo en la evolución de la morosidad, que por primera vez desde 2008 ha comenzado a bajar”, ha permitido a su vez reducir la cobertura de riesgos.

La entidad, en concreto, ha realizado saneamientos por 616 millones de euros de los que 436 millones se han dedicado a cubrir el deterioro de valor de sus activos en cartera y 148 millones más a otro tipo de dotaciones.

Finalmente, Unicaja destaca su buen resultado en los test de estrés realizados por el Banco Central Europeo, que revelaronn un coeficiente de solvencia del 11,9% en el escenario base (frente al 8% requerido como mínimo) y del 8,9% en el estresado.

Normas
Entra en El País para participar