BT y Orange prevén movimientos similares

Telefónica impulsa la financiación vía ampliaciones de capital en las telecos europeas

Recurren a estas herramientas para acometer grandes adquisiciones

Una usuaria envía un mensaje con su smartphone.
Una usuaria envía un mensaje con su smartphone.

Telefónica ha reimpulsado las operaciones de captación de nuevo capital en el sector de las telecomunicaciones en el Viejo Continente. Así, la compañía ha puesto en marcha una ampliación de capital por un importe de 3.048 millones de euros, dentro del proceso de compra de la teleco brasileña GVT. Con estos fondos, precisamente, la operadora prevé cubrir su parte proporcional en la ampliación de capital de su filial Telefónica Brasil, que en este caso superará en su totalidad los 4.660 millones de euros.

En términos globales, la operadora española ha iniciado dos emisiones de nuevas acciones que en su totalidad suman más de 7.700 millones de euros.

Pero Telefónica no es la única operadora europea que tiene en marcha procesos similares, para hacer frente a nuevas adquisiciones de fuerte calado geográfico. Así, por ejemplo, BT comunicó al mercado que la adquisición de Everything Everywhere (EE), filial de Deutsche Telekom y Orange, será financiada por una combinación de emisiones de deuda y de colocación de nuevas acciones.

En este caso, la operadora británica indicó que el volumen de la emisión de nuevos títulos rondará los 1.000 millones de libras esterlinas (unos 1.365 millones de euros).

En una línea similar, Orange tiene previsto realizar una emisión de bonos convertibles en acciones por un importe máximo de 2.000 millones de euros (junto con una colocación de obligaciones subordinadas perpetuas híbridas), para financiar la adquisición de la española Jazztel.

La teleco francesa señaló que este esquema de financiación está diseñado para que la cantidad de fondos propios incrementales que sería reconocida por las agencias de calificación crediticia sea igual al montante a pagar a los accionistas de Jazztel. Es decir, evitar un impacto negativo en el rating.

Dentro de esta carrera en la captación de financiación, Telecom Italia colocó el pasado 20 de marzo una emisión de bonos convertibles en acciones por un importe global de 2.000 millones de euros.

Operaciones en los últimos tiempos

En los últimos tiempos, distintas compañías han recurrido a las ampliaciones de capital para captar fondos. Así, a finales de 2014, Telekom Austria llevó a cabo una ampliación de capital por un importe total de 997 millones de euros. Un movimiento que contó con el respaldo de América Móvil, su principal accionista.

Con anterioridad, a mediados de 2013, KPN realizó una ampliación de capital de 4.000 millones de euros. Un movimiento con el que el grupo holandés hizo frente a su grave crisis financiera, y que precedió a la venta de su filial alemana E-Plus a Telefónica.

Normas
Entra en El País para participar