Las cuentas públicas autonómicas

Navarra se une a Madrid y País Vasco al rechazar la ayuda de Hacienda

Asegura que acogerse a los fondos de liquidez supondría una pérdida de autonomía

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina.

El Gobierno de Navarra no se adherirá a la ayuda financiera que ha puesto Hacienda a disposición de las comunidades autónomas. La presidenta regional, Yolanda Barcina, aseguró el pasado enero que su comunidad se sumaría al fondo de facilidad financiera, reservado para las comunidades autónomas que cumplieron el objetivo de déficit público y que fija un tipo de interés del 0% para los tres primero años.

Sin embargo, en una comunicación a la que ha tenido acceso CincoDías, la comunidad autónoma señala a las entidades financieras que finalmente renunciará a la ayuda de Hacienda que implica mutualizar deuda. Se une así a País Vasco y Madrid, las otras dos autonomías que han rechazado los fondos estatales. Los argumentos que utiliza Navarra son similares a los que defendió el Ejecutivo madrileño de Ignacio González. Así, la comunidad foral señala que acogerse a los mecanismos de financiación de Hacienda derivaría en una “posible pérdida de autonomía”. Indica que S&P comunicó a Navarra que ello podría conllevar una rebaja del rating que, según la comunidad, perjudicaría a medio y largo plazo a la economía y empresas navarras.

El Ministerio de Hacienda comunicó en febrero que había asignado a Navarra 446 millones de euros, un importe que ahora quedará liberado. La comunidad foral señala que ya ha reclamado autorización al Estado para endeudarse por su cuenta y por un importe de 448 millones. Es la cuantía necesaria para asumir el déficit público del 0,7% para este año y financiar los vencimientos.

El Gobierno de Mariano Rajoy se mostró sorprendido por la negativa de comunidades como Madrid por no acogerse al fondo de financiación autonómica en la medida que generaba un ahorro para las arcas regionales. El Ejecutivo de Madrid, en cambio, rechazó ese extremo y defendió que suponía un riesgo mutualizar su deuda con otras regiones que se encontraban “al borde de la quiebra como Cataluña”.

El Ministerio de Hacienda señala que las ayudas financieras para las comunidades ascenderán a 38.869 millones. En febrero ya asignó 28.942 millones, una cifra que deberá revisarse tras la negativa de Navarra. Según los datos del Gobierno, los mecanismos de financiación aprobados desde 2012 generarán un ahorro de 12.333 millones.

 

Normas