Atacará con nuevas ofertas convergentes de banda ancha y televisión

Telefónica Brasil diseña una ofensiva comercial tras la compra de GVT

Sede de GVT.
Sede de GVT. Reuters

La dirección de Telefónica ya está analizando el día después del cierre de la compra de la operadora brasileña GVT, filial de Vivendi, para la que recibió autorización por parte de las autoridades de la competencia del país el pasado miércoles.

Así, la operadora española está diseñando ya una ofensiva comercial en todo el país de la mano de GVT, cuya red llega ya a 156 ciudades del país. La intención de Telefónica pasa por atacar segmentos como la fibra y el ADSL, especialmente fuera del estado de Sao Paulo, y la televisión de pago.

Según fuentes conocedoras del proceso, la operadora española planea comercializar ofertas convergentes fijo-móvil con las que atacar a sus principales competidores en el país, América Móvil, Oi y TIM Brasil. En este caso, según señalan fuentes del sector, Telefónica podría ensayar en Brasil fórmulas de quadruple play similares a las lanzadas en España con Movistar Fusión. “Telefónica podría lanzar un Vivo Fusión”, señalan estas fuentes, que pronostican un endurecimiento de la competencia en el país a través de este tipo de ofertas.

En una presentación con inversores en la tarde de ayer, Ángel Vilá, máximo responsable financiero de Telefónica señaló que la nueva empresa será un líder en las telecos y la televisión de pago. Así, defendió la presencia nacional de la compañía y su sólida posición en las ofertas de 3-Play. El directivo aseguró que la compañía estará preparada para comercializar ofertas de 4-Play.

Lo cierto es que Telefónica quiere aprovechar el posicionamiento de GVT, que va a proporcionar a la teleco española casi tres millones de clientes de banda ancha fija. La nueva Telefónica Brasil contará con casi 7,1 millones de accesos en este ámbito, según el informe mensual de febrero del regulador Anatel, publicado ayer. De ellos, algo más de tres millones corresponden a GVT, la mayoría situados fuera del estado de Sao Paulo.

Esta cartera de clientes se unirá a los más de 80,7 millones de líneas que la compañía española tiene en el negocio del móvil y que le sitúan como la primera empresa de este mercado.

En el caso de la televisión de pago, el objetivo de la teleco pasa por acelerar el crecimiento y ganar presencia. De hecho, la nueva Telefónica Brasil apenas cuenta con 1,67 millones de accesos, lejos de rivales como América Móvil, Sky y DirecTV, con fuerte implantación en tecnologías como el cable o el satélite. No obstante, el potencial de este mercado es amplio al contar con un total de 19,65 millones de accesos en un país con más de 202 millones de habitantes.

Para avanzar en esta actividad, Telefónica no descarta pugnar por nuevos contenidos televisivos en ámbitos como la ficción o el deporte. El grupo quiere aprovecharse de sus acuerdos. En este último caso, por ejemplo, estableció una alianza con el Fútbol Club Barcelona para ser su socio global y patrocinador en Latinoamérica. Además, Telefónica es uno de los patrocinadores de la selección brasileña de fútbol, a través de su filial Vivo.

Con el objetivo pilotar esta ofensiva en la banda ancha fija y la televisión, la operadora española ha decidido elegir como nuevo presidente de Telefónica Brasil a Amos Genish, hasta ahora consejero delegado de GVT, que sustituirá a Antonio Carlos Valente. Genish, fundador de la propia GVT, es un gran conocedor de los negocios vinculados a la banda ancha fija, el área principal en el que Telefónica quiere crecer.

En términos generales, la empresa defendió la calidad de sus infraestructuras para acometer estas ofertas convergentes. Así, destacó la cobertura de móvil 3G y 4G que aporta Telefónica Brasil, y la red de fibra óptica que GVT ha desplegado por todo el país.

Escaso impacto en Bolsa

Las acciones de Telefónica bajaron ayer un 0,22%, tras haber descendido, por momentos, más de un 1%. Así, el mercado parece haber recibido bien el anuncio de la ampliación de capital, pese a que el precio de suscripción incluye un descuento del 18,9%.

Telefónica confirmó que Banco Santander, BBVA, CaixaBank, J.P. Morgan, Morgan Stanley y UBS están actuando como entidades coordinadoras globales de la ampliación.

La operadora anunció también que comenzará este sábado el periodo de suscripción preferente de la ampliación de capital, que concluirá el próximo 12 de abril. Las nuevas acciones cotizarán el 22 de abril.

Avalancha de papel en la Bolsa española

La Bolsa española parece estar viviendo una avalancha de ampliaciones de capital entre algunas de las grandes empresas en los últimos tiempos. De hecho, las operaciones anunciadas superan los 13.000 millones de euros.

Telefónica ha sido la última en moverse en esa dirección, al anunciar un incremento de capital de 3.048 millones de euros. La firma colocará 281 millones de acciones, representativas del 6% de su capital. La teleco, que ha mantenido el derecho de suscripción preferente para los actuales accionistas, ha establecido un precio de suscripción será de 10,84 euros por acción, con un descuento del 19%.

Hace pocos días, y dentro de la operación de compra del británico TSB, Banco Sabadell anunció una emisión de 1.085 millones de acciones nuevas. El precio de salida de las nuevas acciones fue de 1,48 euros, con un descuento del 33%. La entidad también mantuvo el derecho de suscripción preferente para los actuales accionistas.

En enero, Santander aprobó una ampliación de capital por 7.500 millones de euros, casi el 10% de su capital. El descuento con respecto al precio de cotización rondó el 13%. La entidad, no obstante, decidió incluir la exclusión de suscripción preferente para sus actuales accionistas y realizó la colocación entre inversores institucionales.

BBVA, por su parte, realizó una ampliación de capital dentro de su ofensiva para ampliar presencia en la entidad turca Garanti. La colocación fue de 242 millones de acciones a 8,25 euros, con un descuento del 4,5% con respecto al precio de cotización de la jornada anterior al anuncio. El volumen total superó los 2.000 millones de euros. La ampliación tuvo lugar entre grandes inversores.

Normas
Entra en El País para participar