Internet como canal de búsqueda influyente en productos tangibles

La compra online es más cosa de intangibles

La compra online es más cosa de intangibles

El comercio electrónico está en continuo crecimiento. Aquellos que integran el sector están de acuerdo en que aunque el crecimiento es notable, aún queda mucho camino por recorrer y que el techo se sitúa verdaderamente lejos.

Parece que no todos los productos tienen la misma aceptación en el comercio electrónico a la hora de su adquisición. Para los consumidores existen categorías de productos que invitan más a su compra a distancia que otros en los que necesitan tener un plus en su experiencia de compra, como por ejemplo que intervengan otros sentidos más que el de la vista a través del dispositivo.

Por ello, para sectores como el del turismo, telecomunicaciones, seguros o incluso recetas de cocina, Internet y la venta online se ha vuelto clave y primordial. Son productos intangibles que no requieren de una experiencia de compra mayor que la que se produce. Internet se convierte por tanto en un canal de búsqueda muy influyente.

En sectores como turismo, seguros y telecomunicaciones la venta online es clave.

En el otro lado se encuentran las categorías en las que el mundo online aún no está tan presente, pero que por eso mismo tiene un mayor margen de crecimiento, como son las categorías de belleza, casa y jardín, electrónica o ropa. En esta tipología de productos el comprador necesita de una mayor experiencia de compra en la que poder ver, tocar y percibir de una forma más cercana el producto.

¿Qué motiva la compra online?

Se imponen distintos criterios según la categoría de productos. Esa quizá sea la respuesta más completa y la conclusión a la que han llegado el estudio Minerva 2014 Internet en el proceso de compra en España elaborado por Google. Por ejemplo, cabe destacar que cuando se trata de un producto perteneciente a la categoría de seguros, el precio es el motivo determinante para el 73% de los encuestados, por detrás de la amplitud de gama de productos y la comodidad del comercio online, del mismo modo que ocurre con los productos de belleza (60%).

En cambio, en productos catalogados como “casa y jardín” el motivo que predomina es la comodidad (85%), al igual que ocurre con artículos relacionados con las telecomunicaciones (60%). Sin embargo, hay en categorías que hay dos motivos que pesan por igual en la decisión de compra, como por ejemplo en productos de electrónica, en cuya categoría la comodidad y el precio son motivos determinantes por igual (57%), o por ejemplo en ropa, donde comodidad y amplitud en la gama de productos influyen por igual (78%).

Y en todo esto ocurre cuando tanto los dispositivos móviles como el smartphone o la tablet se convierten en determinantes al menos a la hora de buscar los productos, más que en la compra final. Lo que es innegable por tanto es que Internet está presente en el proceso de compra sea cual sea la categoría del producto, siendo en la categoría de vacaciones, viajes y telecomunicaciones en las que mayor es su presencia (78%, 77% y 64% respectivamente). De este modo, y gracias a Internet, el comercio electrónico es capaz de llegar a millones de personas, por ejemplo a 19,5 millones en la categoría de vacaciones, a 16,5 millones en la de viajes o 12,9 millones en la de telecomunicaciones.

Normas
Entra en El País para participar