Anuncia que trabaja en su primer smartwatch

TAG Heuer se asocia a Google e Intel para plantar cara al reloj de Apple

Un reloj Carrera de TAG Heuer, uno de sus modelos más populares.
Un reloj Carrera de TAG Heuer, uno de sus modelos más populares.

A Apple le crecen los enemigos en su nuevo negocio de relojes inteligentes. La compañía suiza TAG Heuer, que forma parte del grupo francés del lujo LVMH, va a lanzar su primer smartwatch, que competirá con el Apple Watch recientemente anunciado por el gigante estadounidense. Para ello, la firma, que fabrica relojes desde 1860, ha sellado una alianza con Google e Intel, en la que cada uno de ellos aportará su experiencia y sumarán fuerzas.

La alianza se anunció ayer en la feria Baselworld, la mayor de relojes del mundo, celebrada en Suiza. En la presentación participaron el consejero delegado del grupo relojero, Jean-Claude Biver; David Singleton,  director de ingeniría para Android Wear, la versión del sistema operativo para dispositivos vestibles de Google y Michael Bell, vicepresidente de Intel. "La combinación de la relojería suiza y Silicon Valley representa una fusión de la innovación tecnológica con la legitimidad de la relojería. Nuestra colaboración hace posible un amplio espectro de sinergias. El potencial de las tres empresas es enorme", aseguró Biver.

Según Reuters, la idea es crear una versión digital del modelo Carrera, uno de los más populares de TAG Heuer, tras ver cómo la revolución digital está impactando en el sector de los relojes, donde están entrando compañías como Motorola, Sony, LG, Huawei o la citada Apple. El movimiento del fabricante de relojes se suma al dado también por otro gigante de esta industria, el grupo suizo Swatch, el mayor vendedor de relojes de pulsera del mundo, que hace unos días anunció una nueva línea de modelos con algunas capacidades tecnológicas: podrán servir para hacer pagos electrónicos y mostrar datos del teléfono en la pantalla.

La relojería de alta gama ha sido dominio de las empresas suizas hasta ahora y éstas no quieren que nuevos jugadores en esta industria, como la compañía de la manzana, les coma terreno. Preguntado por qué han elegido utilizar el sistema operativo de Google, Biver aseguro a la BBC que "eventualmente podrían haber trabajado con Apple y su sistema operativo iOS, pero por qué hacer una alianza con Apple si está construyendo relojes", se preguntó. "En cambio, la relación con Google es perfecta, porque ellos no producen relojes", indicó a la BBC.

Según la empresa de análisis Canalys, en 2014 se vendieron unos 720.000 relojes con el sistema operativo Android. Una cifra aún pequeña, que el mercado prevé se vea fuertemente impulsada gracias al tirón del Apple Watch. Ahora queda esperar a ver cuál es la propuesta de Heuer, de la que sus responsables solo avanzaron que "crearán un producto que, al mismo tiempo, será lujoso y se conectará de forma fluida y natural con la vida cotidiana de los usuarios".

Normas
Entra en El País para participar