Breakingviews

El impulso móvil de Super Mario

Nintendo se ha vuelto súper móvil. El gigante de los juegos japoneses –que recientemente anunció un nuevo profit warning– se ha plegado a las exigencias de los inversores que le pedían hacer juegos para teléfonos inteligentes. Si Pokemon y compañía se hacen tan populares en la red como el exitoso Candy Crush, la medida podría tener poderes curativos equivalentes a la seta de Super Mario.

Nadie puede acusar al mayor fabricante de juegos del mundo de actuar precipitadamente. Más de un año después de que vagamente se comprometiera a conceder licencias de sus personajes a algunos socios, Nintendo anunció que se ha asociado con el proveedor de sitios web para móviles DeNa. Intercambiarán acciones por valor de 181 millones de dólares (167 millones de euros), equivalentes al 1,24% de Nintendo y el 10% del grupo japonés de menor tamaño.

El acuerdo acerca más a Nintendo a una gran oportunidad. El mercado de juegos móviles crecerá de alrededor de 21.700 millones de dólares en 2014 a 103.000 millones en 2017, según la firma Newzoo. Empresas como King Digital Entertainment, propietaria del adictivo Candy Crush, y el fabricante de Puzzle & Dragons, GungHo Online Entertainment, han construido negocios por valor de hasta un tercio de la capitalización bursátil de Nintendo previa al anuncio (de 16.000 millones de dólares) en base a solo uno o dos grandes golpes. Un éxito similar podría transformar Nintendo.

La preocupación es que los juegos online canibalicen el negocio de hardware de Nintendo. Pero la compañía ha decidido dar el salto. Sus populares personajes deberían permitirle desarrollar una gama más amplia de atractivos juegos que sus rivales. Los inversores hicieron bien con su la bienvenida al impulso.

Normas