Balance de 2014

España sigue ganando atractivo para el inversor extranjero

El empresario mexicano Carlos Slim
El empresario mexicano Carlos Slim

La economía española está recuperando el atractivo que perdió bruscamente para los inversores en 2012. En ese ejercicio, la prima de riesgo escaló a máximos históricos, las dudas sobre las cuentas públicas eran numerosas y el riesgo de rescate parecía inminente. Todo ello llevó a que ese año, el saldo entre la inversión extranjera recibida y las desinversiones registrara por primera vez en la serie histórica un saldo negativo de 3.091 millones de euros. Solo en ese ejercicio se produjeron salidas de empresas que generaban empleo y actividad por valor de 10.000 millones de euros.

Una situación que se ha recompuesto en los dos años siguientes y que ha llevado a que la inversión extranjera productiva (aquella que genera actividad y empleo y no tiene carácter puramente financiero) haya crecido un 9,8% “en un contexto de contracción de la inversión mundial directa”. Así lo aseguró el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, durante la rueda de prensa en la que valoró los datos de cierre del pasado ejercicio. García-Legaz destacó que el crecimiento de la inversión productiva se ha visto acompañado por el fuerte retroceso de la desinversión, que cayó un 13,9%.

Una tendencia muy positiva que García-Legaz justificó por motivos tanto endógenos como exógenos. “La recuperación de la economía española ha sido clave y la continuidad del crecimiento muestra que es un mercado en expansión, mientras que las ganancias de competitividad (ligadas a la caída de los salarios y de los precios) han convertido a España en una economía muy competitiva en el exterior”, apuntó. Unos factores que también se han visto acelerados por la depreciación del euro, “producir para vender desde España es más barato”, la caída de los precios de la energía por el abaratamiento del petróleo y la seguridad para las inversiones frente a los conflictos geopolíticos en otras zonas del mundo.

García-Legaz justificó el alza por la caída de precios, de salarios, del euro y del crudo

La clasificación por países de origen de la inversión devuelve a EE UU al primer puesto de la clasificación, tradicionalmente ocupado por Luxemburgo, un país utilizado por los inversores para canalizar sus inversiones por los beneficios fiscales que pueden obtener. El secretario de Estado de Comercio remarcó que el sorpasso ha sido “una apuesta reforzada de los inversores estadounidenses en España”, entre los que destacó el aumento de producción que la automovilistica General Motors ha hecho en sus plantas de Figueruelas (Zaragoza) y Almussafes (Valencia) y algunas operaciones ligadas al sector farmacéutico. La inversión desde EE UU creció un 108,2% y se situó en 3.516 millones de euros, un 19,9% del total. Preguntado por el fuerte incremento de la inversión desde Luxemburgo y su presunta opacidad, García-Legaz destacó que no Luxemburgo no es ningún paraíso fiscal. “Tiene firmados convenios de intercambio de información con España y no hay capacidad para limitar la inversión. No conviene estigmatizar la inversión en función de su origen”, detalló.

El mayor incremento, sin embargo, se ha producido en México, que escaló al quinto puesto del ranking, con 1.177 millones de euros y un aumento anual del 112,6%. Un impulso muy condicionado por la entrada del empresario Carlos Slim en el accionariado de FCC (compró un 25%) en una operación valorada en 501 millones de euros.

Madrid acoge casi la mitad de fondos

Por comunidades de destino, Madrid surge como la gran ganadora, con 8.723 millones de euros (un 49,5% del total) y un avance del 0,6%. Unos datos, tal y como confirmó García-Legaz, condicionados por el efecto sede (la ventaja que le proporciona ser la capital y que un gran número de multinacionales estén situadas en su territorio). Por el contrario, la entrada de inversión en Cataluña descendió un 15,8%, mientras que en el País Vasco creció un 28,5% y en la Comunidad Valenciana experimentó un avance del 381,2%.

“Los datos de caída en Cataluña son incuestionables”

La estadística que elabora la Secretaría de Estado de Comercio muestra como la entrada de inversión extranjera creció con fuerza en todas las comunidades donde se concentra la actividad económica, con la excepción de Cataluña. Un dato que reabrió viejas polémicas entre la Generalitat y la Secretaría de Estado de Comercio sobre cómo se imputan las operaciones de inversión. El primer roce se produjo en el tercer trimestre de 2014 cuando el Ejecutivo catalán se quejó porque una compañía con sede en Cataluña dejara “sin asignar” territorialmente una operación de 1.500 millones de euros. El secretario de Estado de Comercio puntualizó “que los datos de caída en Cataluña son incuestionables, porque son los que declaran las compañías, que son las que deciden dónde imputan sus inversiones”.

El segundo encontronazo, en las mismas fechas, se produjo por la compra del laboratorio Astra Zeneca de los derechos de la actividad respiratoria de Almirall por 1.845 millones, ya que esta operación ni figuró en el registro, ya que los técnicos consideraron que no reunía las condiciones necesarias para ser considerada inversión extranjera.

Al margen de polémicas, el secretario de Estado de Comercio quiso evitar hacer una valoración política de las cifras y se limitó a decir que los datos no son buenos. “No es una buena noticia y para todos sería una mejor noticia que se comportaran mejor”. García-Legaz explicó que la caída del 45% que registró hasta septiembre se ha visto corregida parcialmente por dos operaciones: la compra del 25% de FCC por parte de Carlos Slim, valorada en 501 millones, y la operación de adquisición de Suez Environement del negocio de aguas de Agbar por 499 millones.

Normas