Informe de Naciones Unidas

España fue la novena nación que más inversión mundial atrajo

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz
El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz

La profunda transformación que ha sufrido la economía española en los seis años de crisis iniciados en 2008 ha levantado el interés de los inversores extranjeros, ante el recorte de precios y salarios y la devaluación de muchos activos, especialmente ligados al sector inmobiliario. Así se puede constatar en los datos del informe sobre las inversiones en el mundo, elaborado por Naciones Unidas, en el que se constata un cambio de tendencia generalizado en los flujos comerciales mundiales. Frente a la caída del 22% registrada en 2012, la llegada de fondos extranjeros a terceros países ha crecido un 9% hasta alcanzar los 1,06 billones de euros en 2013.

Y en ese cambio han jugado un papel fundamental los países emergentes en vías de desarrollo, que ocupan la mitad de los 20 primeros puestos. Entre todos ellos se ha colado España, que escala tres posiciones hasta el noveno puesto, con 28.823 millones de euros, un 52,4% más. Es el único país de la zona euro entre los 10 primeros de la clasificación, entre los que también se cuela México, que sube seis puestos y se sitúa en la décima posición, con 27.933 millones, más del doble de la registrada hace un año. De este modo, la economía española se situó como la primera de la zona euro en inversión recibida y la cuarta entre los países de la OCDE, tan solo por detrás de EEUU, Canadá o Australia.