La propuesta figura en una enmienda al PP a la ley de hidrocarburos

El Gobierno propone la venta de carburantes entre las gasolineras

Las cuotas de mercado se medirán según el volumen vendido

El Gobierno aligera esta medida al decidir revisarla cada tres años

El Mibgas tendrá sede en Bilbao

Imagen de una gasolinera.
Imagen de una gasolinera. EFE

La gran sorpresa de las enmiendas parciales con las que el Grupo Popular quiere completar y corregir el proyecto de modificación de la Ley de hidrocarburos que tramita el Parlamento, es una disposición adicional por la que se modifica el artículo 43 de dicha norma de 1998. En ella se determinan las actividades que comprenden la distribución al por menor de productos petrolíferos, cuyo destinatario es el consumidor final. A partir ahora, si prospera dicha enmienda, lo cual es del todo probable dada la mayoría absoluta del PP, “los distribuidores podrán suministrar a otros distribuidores al por menor”. Algo que deberán comunicar antes a la Agencia Tributaria “a los oportunos efectos fiscales”.

En las justificación de esta enmienda, los populares recuerdan que en estos momentos para poder vender a las gasolineras es necesario darse de alta como operador al por mayor (el titular de refinerías y plantas de biocombustible). Y consideran que una alternativa para romper la rigidez del mercado e incrementar la competencia es permitir la venta entre ellas. Las que así lo hagan pasarán a considerarse “almacenes fiscales (hasta ahora simples detallistas”, lo que les supondrá costes administrativos y económicos (garantías a prestar).

Fuentes próximas al Gobierno aseguran que esta es una de las medidas propuestas por la comisión interministerial promovida por Industria, en la que han participado Moncloa, Economía y la CNMC, con el objeto de estudiar medidas que incrementen la competencia en el mercado de los carburantes. Este grupo ha sido dirigido Clara Guzman, experta en temas de competencia y actual asesora del ministro de Industria, José Manuel Soria.

El grueso de las enmiendas del PP se presentaron el martes por la noche, pero hubo cuatro que no llegaron a la Mesa de la Comisión de Industria hasta ayer por la mañana. Entre ellas figura la del polémico ajuste de cuotas de mercado de las petroleras que adelantó CincoDías, aunque las presiones al Gobierno han aligerado algo la medida planteada inicialmente por Industria.

El usuario paga el ‘hub’

Una mala noticia para los consumidores de gas es que el hub no lo financiarán las comercializadoras según el gas que metan en el sistema, como figuraba en el texto inicial, sino los clientes vía peajes.

Una enmienda del PP así lo propone para evitar imputar el coste a las comercializadoras que importan gas, en lugar de repartirlo entre todos.

Asimismo, se liberalizan las inspecciones que las distribuidoras hacen cada cinco años. A partir de ahora se podrá elegir.

Se mantiene la obligación de que las grandes petroleras con una cuota de mercado provincial superior al 30% no puedan incrementar el número de gasolineras, salvo en el caso de renovación o expiración de los contratos preexistentes. Además, los que se encuentren en esa situación, no podrán adquirir ni explotar nuevas estaciones cuando ello suponga incrementar su cuota “en función de las ventas anuales”. De esta manera, se pretende evitar que los operadores “se deshagan de estaciones” con pocas ventas y abran otras más rentables.

Sin embargo, las afectadas han conseguido que esta prohibición se revise cada tres años, o que inlcuso se levante, en función de “la evolución del mercado o que la estructura empresarial del sector lo aconsejen”. Esta medida afecta sobre todo a Repsol, ya que Cepsa no supera el 30% más que en Baleares, Ceuta y Melilla, y Disa en Canarias.

Este cambio en el concepto de cuota obligará a las compañías, según otra enmienda, a enviar más información y con mayor frecuencia al ministerio, incluyendo, además de los precios, el volumen de venta. Y se sustituye productos petrolíferos por hidrocarburos para incluir el gas para vehículos.

El portavoz de Energía del Grupo Popular, Guillermo Mariscal, destacó ayer que las correcciones “levantan además las barreras que impedían la entrada de nuevos actores en el mercado de la distribución de gasolina y gasóleo”.

Apoyo del PNVa cambio del Mibgas para Bilbao

La norma en trámite crea nuevos tributos a la exploración y producción de hidrocarburos en España con el objetivo de apoyar las técnicas de fracking, así como un un mercado organizado de gas natural (hub). El PP apenas ha enmendado el texto en lo relativo a dicha fiscalidad, pero sí lo ha hecho con la regulación propuesta para dicho hub. Fuentes parlamentarias confirman el apoyo del PNV a la ley en trámite a cambio de la promesa del Gobierno de instalar en Bilbao la sede del operador de dicho mercado, Mibgas. Precisamente, el primer promotor de un mercado secundario de gas, el Iberiangashub, promovido por Kutxabank en 2012, está en Bilbao.

Esta plataforma se puede ver abocada al cierre después de que a Mibgas, que presidirá el exdiputado popular por La Coruña Antonio Erias le mantengan la operación del mercado a un mes, y cuyo capital quedará regulado en la nueva norma. Aunque una enmienda deja claro que puede haber otras plataformas privadas, estas lo tendrán difícil. Si bien el proyecto establece que se trata de un mercado voluntario, el Gobierno se reserva la posibilidad de obligar a los operadores a acudir al mismo si comprueba que el mercado no logra liquidez.

Una cuestión importante que el PP ha decidido eliminar del proyecto la prohibición de desarrollar una red de gas en aquellas zonas donde hubiera otra de GLP (butano). Al tratarse de combustibles alternativos se ha considerado que no debe impedirse la competencia entre ambos.

Normas