Diez maneras de que tu ropa barata parezca más cara

Si eres una de esas mujeres emprendedoras que no puede permitirse recurrir a las grandes firmas de ropa ni a contratar el servicio de un buen estilista, echa un vistazo a estos consejos, y conseguirás que tu vestuario y complementos asequibles parezcan de más valor.

Diez consejos para darle más categoría a tus prendas de vestir

A pesar de todo lo conseguido por las mujeres a lo largo de los años, no cabe duda de que, desgraciadamente, el mundo empresarial y de negocios sigue estando liderado mayoritariamente por hombres, y son muchos más los retos a los que una mujer debe enfrentarse todavía para demostrar su capacidad y generar liderazgo.

Así pues, las mujeres no vemos obligadas a buscar sin cesar nuevos recursos que nos faciliten el camino, siendo uno de ellos una buena imagen, tan necesaria para proyectar credibilidad y confianza. No cabe duda de que el cuidado de la imagen personal resulta vital para cualquier emprendedora, es decir, hacer que nuestra imagen esté acorde con el mensaje que deseamos transmitir en nuestra empresa.

Nuestra imagen, además, deberá ir en consonancia con nuestra edad, con el momento del día, y con la mayor o menor formalidad requerida en un determinado evento, entre otros factores. Para ello, lo ideal sería contar con un amplio fondo de armario, pero es obvio que no corren tiempos para permitirse mucho derroche.

Estos son 10 consejos, que aporta la revista Marie Claire, y que te ayudarán a darle una vuelta a ese fondo de armario y, mediante unos sencillos retoques, aumentar al momento la categoría de tus prendas y demás complementos de vestir:

  1. Cambia los botones. Reemplazando los botones en abrigos, chaquetas, e incluso prendas como una camisa de seda, hará que de inmediato su precio parezca mucho mayor.
  2. Recurre al servicio de tintorería. La limpieza en seco que ofrecen las tintorerías mejora el aspecto de toda esa ropa que compraste por un precio bastante asequible. Así que no dudes en llevar tus tops, vestidos y pantalones, así como jerséis y artículos más pesados, como son los abrigos y chaquetas. Ese tipo de prendas no suelen desgastarse tan rápidamente, y cada vez que las lleves, su aspecto mejorará bastante.
  3. Retira los accesorios innecesarios. Quitando todo el exceso de ornamentos, como colgantes, asas y cintas, descubrirás con qué rapidez un bolso, por ejemplo, adquiere un aspecto mucho más elegante y chic.
  4. Cuida de tus cosas. El cuidado de tus complementos: zapatos, bolsos, así como de tu ropa, aunque sean de buena calidad, asegurará que te duren por más tiempo en buenas condiciones. Trata de envolverlos en papel de seda antes de guardarlos, y de hidratar con una crema específica los bolsos de cuero para eliminar arañazos y rozaduras.
  5. Compra ropa de hombre. Las colecciones para hombre a menudo ofrecen mejores opciones, sobre todo en el tema de camisas y jerséis con botones. Tan solo tendrás que escoger la talla más pequeña, que casi siempre suele quedar bien. También te quedaría genial un suéter de estilo francés.
  6. Recurre a un zapatero. Merece la pena invertir en el calzado, incluso en ese par de zapatos de tacón de Zara. Ganarán muchísimo después de cambiarle las tapas y darle una limpieza a fondo.
  7. Guarda las cosas correctamente. Colgar la ropa en perchas de madera o fieltro y colocarlo todo de forma ordenada ayudará a que te dure mucho más tiempo y en mejores condiciones.
  8. Visita al sastre. ¿Te gustaría hacer que una chaqueta de Zara pareciera de Calvin Klein? acude al sastre. Acortando mangas, modificando dobladillos, entallando cinturillas, estrechando pantalones... , tus prendas dejarán de parecer tan sosas y ganarán en estilo.
  9. Cambia las correas de los bolsos. Cambiar la correas y demás ornamentos en tus bolsos puede llevarte algo de tiempo, pero la diferencia merece la pena. Para reemplazar los cierres con clip o corchetes tendrás que acudir a un zapatero, quien también podría cambiar las correas. No te supondrá mucho gasto y será como estrenar los complementos de nuevo.
  10. Retira las etiquetas. A veces el simple hecho de una etiqueta de una firma barata en un lugar visible de un artículo de ropa, puede hacerte cambiar tu opinión sobre el mismo, así que deshazte de ellas. Ahora bien, si alguien se interesara por el modelo, siempre podrás decir que es vintage.
Normas