Dañado por la liquidación del austríaco Hypo Alpe Adria

La banca alemana rescata a una entidad en apuros

Sede del Düsseldorfer Hypothekenbank en Munich
Sede del Düsseldorfer Hypothekenbank en Munich

La liquidación del banco austríaco Hypo Alpe Adria ha arrastrado al banco alemán Düsseldorfer Hypothekenbank (DüssHyp), que estaba muy expuesto en Austria y ha tenido que ser rescatado por el conjunto de la banca privada alemana.

La Asociación de Bancos Privados Alemanes (BdB) informó hoy de que ha asegurado el pasado fin de semana al DüssHyp una garantía del fondo de seguros de garantía de depósitos, con lo que las entidades financieras que se agrupan en ella pasan a ser los nuevos propietarios de Düsseldorfer Hypothekenbank.

El Hypo Alpe Adria fue nacionalizada en 2009 por el Estado austríaco y sus activos tóxicos fueron agrupados en un “banco malo”, el “Heta Asset Resolution”.

Las autoridades austríacas de supervisión financiera ordenaron a comienzos de mes a este “banco malo” suspender todos los pagos hasta mayo de 2016, después de que los auditores encontraran un agujero de hasta 7.600 millones de euros en lugar de los 4.000 millones de euros que estimaban previamente.

El banco público del Estado de Baviera BayernLB compró el Hypo Group Alpe Adria en 2007 y se desprendió de él en 2009.

Entre esos dos años el banco austríaco devolvió sus créditos pero dejó de hacerlo hace más de dos años.

La liquidación del banco malo “Heta” ha pillado por sorpresa a muchos acreedores, que esperaban que Austria sustituyera con garantías estatales al Estado austríaco de Carintia en caso necesario.

Varios bancos y aseguradoras alemanes tenían una gran exposición al Hypo Alpe Adria, como el Hypo Real Estate (HRE), el Norddeutsche Landesbank (NordLB) y la reaseguradora Munich Re.

La agencia de calificación de riesgo Fitch considera que la quiebra del Hypo Alpe Aldria absorberá un 10 % del beneficio de los bancos alemanes.

Normas
Entra en El País para participar