El exconsejero delegado ingresa en prisión provisional

Andorra ve "absolutamente necesario" mantener la operativa de BPA

El ministro de Finances de Andorra, Jordi Cinca.
El ministro de Finances de Andorra, Jordi Cinca. ACN

El ministro portavoz y de Finanzas del Gobierno de Andorra, Jordi Cinca, ha afirmado este lunes que es “absolutamente necesario mantener la operativa” de Banca Privada d'Andorra (BPA) en una situación que ha calificado de excepcional y transitoria.

En rueda de prensa, ha enmarcado en este contexto la aprobación este lunes de un decreto de medidas extraordinarias “encaminadas a gestionar la situación” tras las sospechas hechas públicas la semana pasada por Estados Unidos de que directivos de la entidad habían participado en blanqueo de capitales para organizaciones criminales internacionales.

Cinca ha afirmado que ahora todos los esfuerzos van dirigidos a “restablecer la confianza en la entidad”, y ha instado a la unidad de las fuerzas políticas --a las que ha agradecido su apoyo al Govern-- y económicas andorranas --ha explicado que en los últimos días ha habido varias reuniones con la Associació de Bancs Andorrans (ABA)--.

El ministro ha insistido en que todas las medidas aplicadas por el Ejecutivo andorrano en la entidad, ahora gestionada por tres administradores provisionales, son “imprescindibles” para preservar los intereses de los clientes, la estabilidad y valor de la entidad y para proteger la plaza financiera --el conjunto de bancos-- de Andorra.

También ha incidido en que la sospecha de blanqueo no afecta a la mayoría de empleados de BPA, y que Andorra va a continuar con su proceso de transformación e “inequívoco compromiso” hacia la transparencia financiera, el intercambio de información internacional y la prevención del blanqueo.

Así, ha sostenido que Andorra es una plaza financiera con niveles de liquidez y solvencia superiores a los estándares internacionales y que sigue las normas internacionales que “garantizan el rigor en la gestión y la operativa” de los bancos.

El caso ya ha llegado a la Batllia --jurisdicción de primera instancia e instrucción--, donde el destituido consejero delegado de BPA, Joan Pau Miquel Prats, estuvo siete horas para prestar declaración este domingo, y la madrugada del lunes ingresó en prisión provisional acusado de presunto blanqueo de capitales del crimen organizado, según el 'Diari d'Andorra', que también apunta a que hay dos detenciones más pendientes, de dos gestores.

Un grupo de accionistas que representa el 82% del capital y entre los que se encuentran los hermanos Cierco --familia fundadora de BPA-- ha transmitido su preocupación en un comunicado porque la “sensación de interinidad” en el banco pueda provocar una pérdida de confianza en la entidad y una pérdida de su valor económico.

Manifiestan su “total disposición para buscar la mejor vía de solución y hacerlo con la celeridad que requiere la cuestión”, preservando los intereses de los clientes, los puestos de trabajo de los empleados y el futuro de la entidad, y para ello piden una reunión cuanto antes de todo el sector bancario.

Añaden que la actuación de la justicia respecto a eventuales responsabilidades “no puede, de ninguna manera, poner en duda la honorabilidad del conjunto de personas que trabajan en la entidad”.

 

Normas
Entra en El País para participar