El uso de smartwatches al volante aumenta el riesgo de accidente
Los smartwatches son más peligrosos que los smartphones al volante ¿los prohibirán?

Los smartwatches son más peligrosos que los smartphones al volante ¿los prohibirán?

Nos encontramos en un momento donde el interés de los usuarios y la cuota de mercado de los smartWatch o relojes inteligentes van en aumento, quizás provocado por la reciente celebración de la feria Mobile World Congress donde causaron gran expectación y por la presentación hace tan sólo unos días del próximo Apple Watch.

Pero lo cierto es que cada vez se venden más weareables de este tipo y por lo tanto, más usuarios lo lucen en sus muñecas. Pero todo no es tan bonito como lo pintan sobre todo los fabricantes, ya que según demuestra un estudio realizado en Reino Unido, los usuarios que utilizan relojes inteligentes son más propensos a sufrir accidentes con el coche.

Parece que este tipo de accesorios provocan una mayor distracción al volante que los propios teléfonos móviles, y así lo afirma el estudio, y es que quizás el tener el reloj mucho más accesible para en un determinado momento poder ver ese mensaje que acaba de llegar o saber quién nos está llamando en ese momento, hace que el conductor se distraiga más fácilmente.

Sin duda se trata de una tendencia bastante peligrosa, que puede incluso acabar con la vida de las personas. Debido a la reciente llegada a nuestras vidas de este tipo de dispositivos, en el código de la circulación tampoco está estipulado si el hacer uso de ellos mientras se conduce estaría igualmente penalizado que lo está el manipular el móvil mientras se conduce, que actualmente, tiene una sanción tanto económica como de pérdida de puntos. ¿Prohibirán también el uso de los smartwatch al volante? ¿Será demasiado tarde?.

Además, según el estudio realizado por The Transport Research Laboratory, el tiempo de reacción de un usuario al volante que hace uso de un smartwatch aumenta considerablemente con respecto al tiempo de reacción en la misma situación pero utilizando el smartphone. Concretamente aportan datos en los que informan que mientras que una persona que va al volante reacciona ante una situación de emergencia cuando se usa el móvil de 1,85 segundos de media, los mismos usuarios ante la misma situación pero que hacen uso de los smartwatch, aumentan su tiempo de reacción medio hasta los 2.52 sg.

La diferencia puede parecer mínima, ya que tan sólo se diferencian en menos de 1 sg, pero puede ser un tiempo vital que puede decidir entre la vida o la muerte, aunque indistintamente ambas prácticas son totalmente desaconsejas y muy peligrosas.

Quizás esta diferencia en el tiempo de reacción se deba a la dificultad añadida de manejarse en una pantalla mucho más pequeña en el caso de los relojes y por lo tanto, la necesidad de una mayor atención para realizar la acción con mucha mayor precisión, con el añadido de los movimientos necesarios de la mano o la muñeca para ello que provocan la falta de atención y distracción al volante.

 

Normas