Las pymes españolas a la caza de negocios en El Pentágono

Se reunieron con los responsables de adquisiciones de todas las ramas de las Fuerzas Armadas estadounidenses con intención de obtener un contrato

Las pymes españolas a la caza de negocios en El Pentágono

Las pymes españolas buscan hacer negocio en Estados Unidos. Pequeñas y medianas compañías mantuvieron una reunión con funcionarios del Pentágono con el objetivo de conseguir un contrato que "lo cambiaría todo". Fue durante unas jornadas de Defensa organizadas por la Embajada de España en Washington. En total son una docena de empresas con aplicaciones tecnológicas para el sector de la defensa.

La reunión fue con los responsables de adquisiciones de las distintas ramas de las Fuerzas Armadas estadounidenses, entre las que están el Ejército, Fuerza Aérea, Armada, Infantería de Marina y Operaciones Especiales.

El Pentágono se presenta como una salvación para muchas de estas pymes, ya que disponen de casi 180.000 millones de dólares para la compra, desarrollo y evaluación de nuevas tecnologías para el próximo año. Saben que de salir adelante algún contrato dejarían de ser simples pymes para convertirse en una multinacional.

Entre las empresas que estuvieron en el encuentro se encuenra Simware, que dispone de una plataforma para el desarrollo e integración de simuladores militares. Su gerente, José María López, aseguró a Efe que "sólo el presupuesto que el Ejército de Tierra de los Estados Unidos dedica a simulación es ya muchísimo más que lo gasta el Ministerio de Defensa español".

Se trata de la segunda edición de este encuentro que organiza la Embajada española en la capital estadounidense en materia de Defensa. Las distintas pymes nacionales tienen la posibilidad de realizar un discurso comercial delante de funcionarios del Departamento de Defensa.

Uno de los proyectos que ya despertó interés en el Pentagono fue el de Javier Martín, presidente de Das Photonics, una compañía valenciana con 50 trabajadores que destaca por su sistema de contramedidas electrónicas. Gracias a la tecnología desarrollada por este equipo se permite recibir señales de radar, vigilar un amplio espectro y poner en funcionamiento medidas de guerra electrónica de una forma fiable en comparación con otro tipo de sistemas.

Los empresarios consideran que un contrato a largo plazo con las Fuerzas Armadas de Estados Unidos lo "cambiarían todo". En el caso de cerrar acuerdos se verían obligados a ampliar operaciones, buscar socios, abrir sucursales en Norteamérica y tener a estadounidenses eventualmente al cargo del proyecto al tratarse de proyectos muy sensibles para la seguridad nacional.

Normas