Poner fin a 85 años de restricciones en el comercio con EEUU

La Comisaria Europea de Comercio ha dado una charla en la que ha explicado el tratado de comercio existente entre países europeos y Estados Unidos. Se firmó en los años 30 y ha pedido su modificación para que sea más fácil para las empresas abrir nuevos mercados en el país norteamericano.

Poner fin a 85 años de restricciones en el comercio con EEUU

El Tratado que regula el comercio entre Europa y Estados Unidos se firmó en los años 30. Si se modificara para ser un mercado libre, más de 17.000 pequeñas y medianas empresas de nuestro país se verían beneficiadas. Cecilia Mälstrom, Comisaria Europea de Comercio ha dado una conferencia en Madrid para defender el acuerdo comercial transatlántico (TTIP) con Estados Unidos. Mälstrom ha querido transmitir las restricciones con las que se encuentran las pymes españolas y europeas a la hora de hacer negocios con Estados Unidos, y lo que supondría modificar este acuerdo.

Dificultades en muchos sectores

La comisaria nombró ejemplos de empresas que saldrían beneficiarias si el tratado se modificara. Por ejemplo, las fábricas de muebles tienen muchas trabas para entrar en el mercado estadounidense por lo aprobado en los años 30 y permanecer vigente hoy día. Pero el caso de los automóviles es el que más se a querido destacar, porque sólo en España hay dos millones de personas que trabajan para el sector y las ventas en Estados Unidos “soportan dos obstáculos: por un lado, el pago de aranceles; por otro lado, la aplicación de pruebas de seguridad muy distintas a las europeas. En el primer aspecto, hay que eliminar esas tasas; en el segundo, hay que armonizar los requisitos para que el proceso sea más simple”, tal y como ha señalado Mälstrom en el IE Business School.

Más importaciones y exportaciones

Los anticapitalistas se oponen a modificar el pacto, sin embargo, la comisaria europea ha querido destacar que si el tratado se modificara las importaciones serían más baratas, se acelerarían las exportaciones y habría más libertad en los consumidores. Una ley de libre mercado es clave para un “crear empleo en un contexto competitivo y dinámico”.

Se pagan porcentajes elevados de aranceles

Si se han firmado acuerdos con Corea o México que han permitido aumentar las ventas a esos países, firmar lo mismo con Estados Unidos es una gran oportunidad para las empresas españolas y europeas. En concreto, en España fábricas de calzado en Alicante tienen que pagar un 30% de aranceles si quieren exportar a Estados Unidos, o los recolectores de alcachofas en Murcia un 15%. En ambos casos, para el mercado centroamericano no deben pagar ningún arancel. Por tanto, se abrirían nuevos mercados, las empresas lo tendrían más sencillo, podrían aumentar sus ventas, generar más riquezas y crear nuevos puestos de trabajo.

Normas