Se desinfla su alza de finales de 2014

El oro, ¿sólo para los más arriesgados?

El oro, ¿sólo para los más arriesgados?

Como si fuera un espejismo, toda la revalorización que el oro consiguió en los últimos meses del 2014 se ha esfumado y en este arranque de 2015 ha vuelto a firmar un mínimo anual. Las razones que llevaron al alza no sólo parecen esfumarse si no que son compensadas por otras que llevan al movimiento contrario.

La ralentización e incluso caída económica en algunos países y regiones es innegable. China ya ha reconocido un crecimiento del 7%, una tasa aunque nada desdeñable es muy inferior a lo de años anteriores. Un porcentaje similar de crecimiento lo tendrá otro gigante asiático, India. En Europa tampoco la situación es clara, con la excepción del Reino Unido. Pero, al menos de momento, los mayores fantasmas que amenazaban la zona euro parecen haber desaparecido. El acuerdo con Grecia ha despejado muchas dudas a pesar de la debilidad del euro, que sigue cayendo fuertemente con respecto al dólar.

El dólar como valor refugio

El euro sigue pagando por el efecto de la política expansiva del Banco Central Europeo que ya ha comenzado con su programa de compra masiva de Deuda. Esta sigue empujando al euro hacia abajo apoyado por la inversa situación de Estados Unidos donde los tipos de interés reales suben mientras que en la zona euro (este miércoles 11 de marzo, el Euribor volvió a marcar un mínimo histórico del 0,217%) siguen bajando. Es más, las expectativas a que la Reserva Federal suba el precio del dinero en el corto plazo puede apuntalar el dólar y dar la puntilla al oro.

Ahora mismo el crecimiento de Estados Unidos da una seguridad frente a otras divisas y por supuesto, frente al oro, pero si ahora además las T-Bills y otros tipos de Deuda dan rentabilidad, nos encontraremos con un escenario en el que el billete verde será el referente como valor refugio durante varios años.

Si quieres invertir, como cualquier activo de riesgo

La situación únicamente cambiará si las perspectivas económicas se deterioran fuertemente. Las expectativas que hemos señalado al arranque de este artículo ya están descontadas, solo si empeoran (freno en la economía de Estados Unidos, recesión en Europa o menor crecimiento económico en Asia) pueden deteriorar el dólar y que la incertidumbre lleve a una nueva alza del oro.

Desde luego se puede invertir en oro, pero siempre teniendo en cuenta que estamos hablando de un activo de riesgo. Fuera de falsos tópicos, no tienes ninguna garantía de subida en el futuro, ni mucho menos que tengamos fuertes pérdidas hasta que vuelva a subir. La evolución del oro es volátil, sube y baja fuertemente todos los años, y por ello debemos tratarlo como una inversión especulativa, comprando y vendiendo como se haría con cualquier acción o activo.

Almacenar oro como protección no es siempre rentable. Y si otro activo (dólar en este momento) nos ofrece mayor seguridad, garantía y liquidez, se debe apostar por él.

Normas