El ADSL pierde líneas por primera vez en 2014 por la avance de la fibra

La banda ancha sube un 61% en España durante la crisis

En 2014, creció un casi un 6% con la incorporación de 721.722 nuevas líneas

Instalaciones de accesos de banda ancha.
Instalaciones de accesos de banda ancha.

La banda ancha fija ha mantenido en España un imparable ritmo de crecimiento a pesar de la crisis económica. Parece claro que el uso y la implantación de estos servicios está al margen, en gran medida, de la evolución del consumo. Así, la banda ancha fija cerró 2014 con 12,94 millones de accesos, un 61% más que a finales de 2007, justo antes del agravamiento de la crisis en España. Es decir, en este periodo, el mercado ha ganado casi cinco millones de conexiones. La tasa de penetración se situó en 27,8 líneas por cada 100 habitantes, frente a las 26,2 conexiones de finales de 2013 y los 17,9 accesos de finales de 2007.

Durante el ejercicio de 2014, el mercado registró un crecimiento cercano al 6%, con la incorporación de 721.722 nuevos accesos, según las estimaciones de la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC).

Además, la configuración del mercado está acelerando su cambio. Y es que la fibra óptica hasta el hogar (FTTH) empieza a avanzar con velocidad a costa del ADSL. Así, la fibra cerró 2014 con 1,56 millones de accesos, un 154% más que a la conclusión de 2013. En términos absolutos, esta tecnología ganó 947.973 conexiones, gracias al tirón de Telefónica, y en menor medida de Jazztel. La fibra ya supone el 12% del total del mercado de banda ancha, cuando a final de 2013 suponía el 5%.

Por el contrario, el ADSL, tecnología mayoritaria, registró pérdida de líneas durante 2014. De hecho, es la primera vez desde que las autoridades reguladoras comenzaron su serie histórica. Así, el ADSL concluyó el pasado año con 9,22 millones de accesos, 351.274 líneas menos que en 2013.

Según fuentes del sector, los usuarios están migrando progresivamente hacia ofertas comerciales que ofrecen mayores velocidades de conexión. Además, señalan que la generalización de las ofertas convergentes fijo-móvil está acelerando esta tendencia.

El HFC, tecnología comercializada principalmente por las operadoras de cable, registró un crecimiento del 6,1% hasta 2,15 millones de accesos.

Por compañías, Telefónica cerró 2014 con una cuota del 44,4% en el mercado español de banda ancha fija, por debajo del 46,7% que tenía a finales del año 2013. La configuración de su cartera de clientes ha sufrido un cambio en el último año. Así, Telefónica ha visto el número de usuarios de ADSL pasaba de 5,11 a 4,43 millones. Por el contrario, la teleco ha disparado su presencia en la fibra al pasar en un año de 597.889 clientes a 1,31 millones.

Los operadores alternativos han aumentado su cuota de mercado desde el 35,7% al 38,1%, con un fuerte avance de Orange, por delante de Vodafone y Jazztel. En la fibra óptica, los alternativos cerraron 2014 con más de 247.000 clientes, cuando un año antes apenas sobrepasaban los 17.000, gracias al avance de Jazztel.

A su vez, las compañías de cable alcanzaron a final de 2014 los 2,24 millones de clientes, en torno a 125.000 usuarios más que al cierre de 2013.

El móvil recupera la senda del crecimiento

El mercado español de la telefonía móvil cerró el año 2014 con 50,61 millones de líneas, un 1,1% más que la conclusión del ejercicio anterior. El mundo del móvil recupera la senda del crecimiento tras dos años seguidos de pérdida de líneas.

En términos absolutos, el mercado incorporó 531.189 nuevos accesos. El segmento de contrato incorporó 1,74 millones de líneas, gracias al avance de las ofertas convergentes, y ya supone el 71,34% del mercado. Por el contrario, el área de prepago perdió 1,21 millones de accesos. Eso sí, está por debajo de los máximos históricos, registrados en diciembre de 2009, cuando casi se alcanzaron los 53 millones de conexiones.

En relación a la portabilidad, en 2014 cambiaron de operador un total de 6.206.155 números móviles, cifra equivalente al 12,25% del mercado. No obstante, la presión competitiva bajó ligeramente. Así, los números portados descendieron un 8,3% con respecto al año anterior. Enero con 674.000, fue el mes con más portabilidades.

Por compañías, Telefónica cerró 2014 con 16,06 millones de líneas móviles, equivalentes a una cuota de mercado del 31,7%. A finales de 2013, la teleco contaba con una cuota de mercado de casi un 34%. Vodafone, a su vez, perdió un punto porcentual al pasar del 23,5% al 22,5% a final de 2014. Ahora bien, estos porcentajes cambiarían de contabilizarse los clientes en este área de Ono, cuya compra cerró en 2014. Orange, por su parte, cerró el año con 11,54 millones de usuarios, equivalentes a una cuota de mercado del 22,8%.

Los ganadores fueron los operadores móviles virtuales, que durante el pasado año 1,741 millones de líneas nuevas y aumentaron su cuota de mercado en 3 puntos hasta alcanzar un 16%.

Normas