El precio de la bombona será de 15,8 euros, un 9,5% menos

Soria adelanta a la próxima semana la bajada del butano prevista para mayo

Industria propicia dos bajadas consecutivas con la nueva fórmula de precios

Para la de mayo rompe el límite legal de bajada del 5%.

Un repartidor debombonas de butano
Un repartidor debombonas de butano

El Gobierno ha trabajado a toda máquina para que la nueva fórmula de precios máximos de los gases licuados del petróleo (GLP), que incluye al butano y el propano, se pueda aplicar antes de las elecciones andaluzas del 22 de marzo. Y es que de ella resulta una bajada del precio máximo de la bombona estándar del 9,5%, de 17,5 euros a 15,8 euros, impuestos incluidos, según ha anunciado hoy el Ministerio de Industria en una nota de prensa.

La urgencia política era máxima pues el precio de la bombona es bimestral y se fija los segundos martes del mes correspondiente. Por tanto, o entraba ya en vigor, o habría que haber esperado a mayo. Otra opción que barajó el ministerio era fijar como nueva fecha los terceros martes de mes, algo que no ha hecho falta. La nota de prensa deja claro que el nuevo precio “se aplicará a partir de la semana que viene”.

La propuesta de orden ministerial por la que se establece la nueva fórmula de precios máximos del GLP, que adelantó el martes CincoDías, fue aprobada hoy in extremis por la Comisión Delegada de Asuntos Económicos y el consejo de la Sala de Regulación de la CNMC. El ministerio había exigido premura al regulador, pese a que el periodo de alegaciones estaba aún vigente ayer por la mañana.

Inicialmente, dicha propuesta establecía una congelación del precio del butano en los próximos dos meses y una bajada ya a partir de mayo. Sin embargo, a la vista de que con la nueva fórmula el precio regulado de la bombona caería de manera considerable, el Gobierno ha optado por colgarse dos medallas con un par de bajadas consecutivas: una, la de la próxima semana y otra, la de mediados de mayo, en vísperas de las elecciones municipales y autonómicas que se celebran el 24 de ese mes. De hecho, para ese bimestre, se estima que el precio de la bombona se sitúe en unos 11 euros.

En la nueva fórmula ponderan más las cotizaciones del GLP de Argelia y el Norte de Europa frente a  las más caras de Arabia Saudí y en ella se tiene en cuenta que este combustible es un subproducto que en un 75% sale de las refinerías españolas.

Según el cálculo teórico incluido por el ministerio en su propuesta de orden, en el primer bimestre de 2015, el precio de aplicación con la fórmula vigente hasta ahora habría sido de 14,54 euros por botella, mientras que con la nueva, se precio habría sido de 13,39 euros. Sin embargo, además de teórico, era un cálculo de cotización sin tener en cuenta el déficit acumulado en el butano. La metodología de cálculo impide que, resulte el precio que resulte, la bombona suba o baje más del 5%. La diferencia es un déficit o superavit que se va saldando con las empresas en los meses posteriores.

Las distribuidoras se consideran utilizadas en un año electoral

De haber mantenido el actual precio de la bombona (17,5 euros) entre marzo y mayo, el Gobierno se habría encontrado con un brusco abaratamiento del butano para los dos meses posteriores. Y es que con la nueva fórmula de precios y las previsiones de las cotizaciones internacionales, se producirá un superávit en el sistema que derivará en una rebaja. Una ventaja que el Gobierno quiere aprovechar con dos bajadas consecutivas: una este mes y otra en mayo.

Pero no solo eso, a la vista de la coyuntura favorable a un descenso de las cotizaciones, Industria ha decidido que en la revisión de mayo no se aplicará el límite legal que impide subidas o bajadas del 5% del butano. En otras palabras, que podrá bajar excepcionalmente por debajo de ese porcentaje.

La medida ha creado un gran malestar entre las empresas distribuidoras que se consideran utilizadas electoralmente y que temen que tardarán más de un año en recuperar las desviaciones.

Normas