La anterior administración concursal se hará cargo del proceso

El consejo de Martinsa Fadesa da luz verde a la liquidación de la inmobiliaria

Se abre el procedimiento de venta de activos de ladrillo y suelo más grande en la historia en España

Fernando Martín, presidente de Martinsa-Fadesa
Fernando Martín, presidente de Martinsa-Fadesa

Martinsa Fadesa celebró hoy en Madrid el que posiblemente sea su último consejo de administración. En la reunión, se decidió iniciar el proceso de liquidación de la empresa y presentar mañana en el juzgado mercantil de La Coruña solicitud de liquidación del grupo, después de que la semana pasada los principales acreedores no aprobaran la propuesta de convenio presentada por la compañía.

La pasada semana terminó el plazo para que los acreedores de Martinsa Fadesa se adhirieran o no a la propuesta de convenio presentada por el grupo el pasado 30 de diciembre. De acuerdo a fuentes financieras tanto Sareb como Caixabank y Popular (con 1.457,8 millones, 907,9 millones, y 574,2 millones de deuda concursal, a 30 de junio de 2014, según las fuentes consultadas) se opusieron.

“La propuesta de convenio de Martinsa no es factible, el plan de negocio presentado no es creíble”, aseguran fuentes financieras. “Con la liquidación los acreedores tienen acceso a 980 millones de euros de valor en activos”, sostienen, “y en un proceso de liquidación los acreedores tendrán acceso a información de forma más transparente”.

Martinsa Fadesa presentaba a cierre de 2014 un patrimonio neto negativo de 4.603,4 millones de euros, (4.288,6 millones en 2011), según el informe de resultados anuales presentado por la inmobiliaria a la CNMV. La compañía terminó el pasado ejercicio con activos valorados en 2.392 millones de euros y un pasivo de 6.995 millones de euros; registró pérdidas por 313,6 millones (un 51,9% menos que en 2013) y elevó en un 18,3% su cifra de negocio, hasta los 130 millones.

Fernando Martín, presidente de Martinsa Fadesa, acordó entre 2006 y 2007 la compra de Fadesa a Manuel Jove, en una operación valorada en 4.045 millones de euros. En 2008 Martinsa Fadesa se declaró en concurso de acreedores y en 2011 acordó convenio de pago saliendo así de la situación concursal en la que se encontraba. Ese mismo año la compañía decidió en junta de accionistas ejercer acción de responsabilidad social contra Jove y el ex consejero delegado de la empresa, Antonio De la Morena reclamando 1.576 millones de euros. El Juzgado Mercantil número 1 de La Coruña y la Audiencia Provincial de La Coruña desestimaron la reclamación de Martinsa Fadesa, que recurrió al Supremo. Este mes el Supremo también ha desestimado la pretensión de Fernando Martín.

En los dos últimos ejercicios Martinsa no ha sido capaz de cumplir con los compromisos de pago acordados en el convenio que supuso la salida del proceso concursal de la empresa (451 millones en 2014). La desestimación del recurso en el Supremo a las pretensiones de la compañía ha sido la puntilla a la actividad de la inmobiliaria. El grupo aseguró a sus acreedores que de ganar el recurso en el Supremo emplearía el dinero en pagarles; al perderlo además ahora la empresa afronta el pago de las costas del proceso, que fuentes judiciales estiman en hasta 60 millones.

Expertos en materia concursal consultados por este diario consideran que el proceso de liquidación de Martinsa Fadesa será el mayor ocurrido nunca en España.

Los mismos expertos explican que el juez del concurso podría rehabilitar a uno, dos o a los tres miembros de la anterior administración concursal, pero que dado el tamaño del proceso de liquidación que se inicia ahora lo normal sería que Ángel Martín Torres (KPMG), Antonio Moreno Rodríguez (Bankinter) y la abogada Antonia Magdaleno, se hicieran cargo conjuntamente de la liquidación.

Reclaman 34 millones por defectos de construcción

Martinsa Fadesa afronta 32 procesos civiles de cuantías superiores a los 50.000 euros interpuestos por comunidades de propietarios y propietarios individuales por defectos constructivos. La compañía explica en la presentación de sus últimos resultados anuales que la cuantía total reclamada en estos procedimientos asciende a 34 millones de euros. Además el grupo tiene que hacer frente a otro tipo de procedimientos judiciales. Entre ellos destaca una provisión que Martinsa ha realizado por importe de 19,4 millones relacionada con la promoción del grupo en Miño, La Coruña. “Se han interpuesto reclamaciones tanto en el orden mercantil como civil de los compradores de viviendas en este ámbito, con el resultado de declarar en algunos casos resueltos los contratos y con la consecuencia para la empresa de tener que devolver las cantidades recibidas a cuenta de estos clientes”, explica Martinsa Fadesa.

La compañía indica en sus cuentas de 2014 que tiene un acuerdo de aplazamiento de pago con la Agencia Tributaria por el importe de la deuda concursal privilegiada, 47,68 millones de euros. Esta deuda tiene vencimiento el 20 de diciembre de 2014 y 2015, por importe de 9,6 millones y 38 millones de euros, respectivamente. Martinsa solicitó y obtuvo de la Agencia Tributaria “reconsideración del plazo de vencimiento de la cuota correspondiente a 2014”. El nuevo plazo de vencimiento fijado es el próximo día 20 de mayo.

En 2014 Martinsa Fadesa empleaba a 150 personas (en 2013 la plantilla estaba compuesta por 161 personas). El pasado año el grupo incurrió en gastos de personal por importe de 14,3 millones de euros, 12,9 millones en el año 2013.

Normas