El presidente cobró 500.000 euros y renunció al variable

La entidad recupera el salario variable para la plantilla

Oficinas de Bankia.
Oficinas de Bankia. REUTERS

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha confirmado este sábado que , como ya adelantó este diario, la entidad recuperará este año el pago de una retribución variable para los empleados de plantilla como incentivo a su desempeño.

El plan de reestructuración aplicado por la firma suspendió este variable hasta 2016 con la salvedad de que el 50% del mismo podía ser recuperable a partir de 2014 si la entidad mejoraba resultados, concretamente si elevaba el beneficio antes de impuestos por encima de los 1.200 millones.

Cumplida esta condición, Goirigolzarri ha defendido que la provisión extraordinaria que se ha aprobado realizar de una sola vez para afrontar los litigios por la salida a Bolsa de la entidad no debe ser óbice para que los empleados recuperen esta remuneración.

Se trata de un complemento medio de unos 2.200 euros que Goirigolzarri ha defendido como un incentivo beneficioso para premiar la labor de los trabajadores en base a sus resultados y que la entidad abonará ya el próximo mes a cargo de las cuentas de 2014.

Salario de la cúpula

Además, según la información remitida hoy por el banco a la CNMV, el presidente de Bankia, y el consejero delegado de la entidad, José Sevilla, cobraron en 2014 un sueldo fijo de 500.000 euros, idéntico al año anterior, y renunciaron a una retribución variable que podía ascender a 125.000 euros para cada uno.

Los dos primeros ejecutivos no recibieron ningún tipo de complemento salarial adicional, como aportaciones a planes de pensiones o acciones de la compañía. El otro ejecutivo de la entidad, Antonio Ortega, que se incorporó al consejo de Bankia en junio de 2014, mantuvo también su sueldo fijo de 500.000 euros e igualmente renunció al variable.

El resto de miembros del consejo de administración de Bankia, que están en calidad de independientes y no tienen derecho a variable, volvieron a ganar 100.000 euros en 2014.

Así se recoge en el informe de gobierno corporativo de la entidad, publicado el mismo día en el que Bankia ha anunciado que obtuvo un beneficio neto atribuido de 747 millones en 2014, un 83 % más que un año antes, tras ajustar a la baja las cuentas de 2013 bajo los nuevos criterios contables y dotar 312 millones para hacer frente a reclamaciones por su salida a bolsa.

La entidad, que recibió una multimillonaria ayuda pública en 2012, ya devolvió 1.304 millones de euros al contribuyente después de que el Estado, su principal accionista, sacara a la venta en febrero de 2014 un 7,5 % del banco cotizado.

Además, el grupo que preside Goirigolzarri anunció ayer mismo que propondrá el pago este año de un dividendo en efectivo de 202 millones de euros con cargo al ejercicio 2014, lo que supondrá un ingreso para el Estado de 126 millones de euros.

Normas