Cita mundial de la industria móvil en Barcelona

Telecos, fabricantes y gigantes de internet compiten en el MWC

Visitantes de la feria haciendo cola durante la pasada edición del Mobile World Congress en 2014.
Visitantes de la feria haciendo cola durante la pasada edición del Mobile World Congress en 2014.

El Mobile World Congress (MWC) de Barcelona está a punto de abrir sus puertas. Es el mayor evento mundial del mundo de la telefonía móvil y este año recibirá cerca de 90.000 visitantes, según las estimaciones de los organizadores. Un año más, los principales actores del sector, operadoras de telecomunicaciones, grandes fabricantes de terminales y gigantes de internet van a batirse con sus novedades tecnológicas. Y por atraer la atención del público.

Así, para empezar, los principales ejecutivos de las grandes telecos volverán a verse las caras y nuevamente tratarán de ser los protagonistas. Al fin y al cabo, el MWC está organizado por la GSMA, patronal de las propias operadoras. El evento espera las comparecencias de directivos como César Alierta, presidente de Telefónica, Vittorio Colao, consejero delegado de Vodafone, Timotheus Höttges, máximo ejecutivo de Deutsche Telekom, Stéphane Richard, consejero delegado de Orange, Jon Fredrik Baksaas, presidente de Telenor y de la propia GSMA, Chang-Gyu Hwang, principal directivo de la surcoreana KT, y Ralph de la Vega, presidente de AT&T Mobility, entre otros.

En los últimos ejercicios, las telecos han aprovechado su presencia en el MWC para lanzar propuestas o para plantear reclamaciones regulatorias de calado. Así, por ejemplo, en la edición de 2013, César Alierta lanzó un fuerte ataque contra la regulación de la Comisión Europea por impedir la consolidación del sector. “Durante los últimos años, en Bruselas solo se han dedicado a vigilar si en países como Austria debía haber cuatro o cinco operadores”, criticó con dureza el presidente de Telefónica, quien reclamó que se debía establecer una reglamentación que facilitase el impulso a las inversiones en nuevas redes. Quizá fue un punto de partida, porque desde entonces, las operaciones corporativas empezaron a acelerarse en distintos mercados: España, Francia, Folanda, Alemania, Reino Unido, los países escandinavos...

Para este año, las operadora atacarán de nuevo por el ámbito de la regulación y volverán a plantear la exigencia de que se imponga unas normas similares a las suyas a las empresas over-the-top (OTT), especialmente las grandes empresas de internet de EE UU.

Será interesante ver cómo reaccionan las operadoras cuando lleguen las llamadas de voz a Whatsapp

De momento, la situación está complicada para el sector. La decisión del regulador de EE UU, la FCC, sobre la neutralidad de la red, provocará nuevas polémicas en el MWC. Y es que la FCC aprobó el pasado jueves una propuesta que considera internet un servicio público y, por tanto, sujeto a una más estricta regulación para garantizar la igualdad de acceso. Una decisión favorable a los grupos de internet y contrario a las telecos. Una decisión que, en medio de la polémica desatada, defenderá en esta edición del MWC Tom Wheeler, presidente de la FCC. También estará Guenther Oettinger, Comisario de la Economía y la Sociedad Digital, que se enfrenta a la renovación de toda la regulación de telecos del Viejo Continente.

Por el lado de las empresas de internet, el principal protagonista será Marc Zuckerberg, consejero delegado de Facebook, que en los últimos tiempos ha estado en el centro de la diana de los ataques de distintos directivos de las telecos. El fundador de la mayor red social del mundo, que sacudió la edición de 2014 al anunciar pocos días antes la compra de WhatsApp por parte de Facebook, acudirá a Barcelona a plantear sus posiciones. La gran pregunta es si aprovechará el acontecimiento para hacer pública la fecha definitiva para el lanzamiento definitivo y global del servicio de llamadas de voz a través de WhatsApp. Una nueva amenaza para las telecos, que ya fue anunciada hace un año por el creador de esta aplicación, Jan Koum.

El asunto es de calado, pues WhatsApp, con 700 millones de usuarios, tiene un gran peso en las comunicaciones móviles (su servicio ya ha golpeado con dureza el negocio de los SMS de las operadoras)y su salto a la voz puede cambiar el status quo del sector. La nueva versión de esta app, con posibilidades de hacer llamadas gratuitas, se espera que esté disponible este primer trimestre de 2015, y Zuckerberg puede ser quien dé la fecha exacta.

La presencia de Francisco González, presidente de BBVA, en la feria muestra cómo el móvil impacta en la banca

Según el informe sobre tendencias y previsiones para el tráfico de red IP, publicado este mes de febrero por Cisco Systems se prevé que en 2018 los minutos de llamas por wifi superen los minutos de llamadas por la red telefónica convencional. “Así que todo apunta a que Whatsapp, con el nuevo servicio de llamadas, contribuirá sin duda a que se confirme esta predicción”, aseguran los profesores de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC, Robert Clarisó, César Córcoles y Carles Garrigues.

Es cierto que ya existen varias aplicaciones para hacer llamadas de voz y de vídeo por internet (Skype, Viber, Tango, etcétera), pero “el obstáculo principal para estas apps es que el emisor y el receptor deben tener instalada la aplicación para poder realizar las llamadas, lo cual ha hecho que no se haya extendido este servicio como se esperaba. “Sin embargo, Whatsapp, con su gran comunidad de usuarios, tiene todos los números para convertirse en la aplicación de llamadas por internet por excelencia”.

Si finalmente Zuckerberg saca la carta de las llamadas de voz en el Mobile World Congress, será interesante ver cómo reaccionan las operadoras, qué acciones planean aplicar en sus tarifas o en sus ofertas para contrarrestar este nuevo envite de Whatsapp, pues tendrán que pelear para seguir manteniendo los ingresos por las llamadas. De todas formas, si el discurso de Facebook no fuera por ahí y Zuckerberg se dedica a profundizar en su proyecto para extender la conectividad por todo el mundo y reclamar conectividad gratuita (Internet.org) tampoco gustará a las telecos.

En el frente de los fabricantes de equipos y componentes destaca la presencia de directivos como Michel Combes, consejero delegado de Alcatel-Lucent, Rajeev Suri, presidente de Nokia, Hans Vestberg, consejero delegado de Ericsson, Ken Hu, presidente adjunto de Huawei, Steve Mollenkopf, consejero delegado de Qualcomm, Brian Krzanich, principal directivo de Intel. En este caso, los fabricantes están en una dura competencia en atraer a las operadoras de cara a la adjudicación de nuevos contratos. Esta pugna está en plena ebullición dado el actual escenario de incremento de las inversiones en redes de nueva generación, tanto en fibra óptica como en móvil 4G, de las grandes operadoras. Todas están inmersas en la batalla de la velocidad en las redes, uno de los factores claves donde las telecos están centrando sus batallas.

El MWC también acogerá otras batallas, como la que enfrentarán a dos nuevas parejas, las formadas por IBM y Apple, y SAPy Google. Las cuatro compañías quieren liderar el negocio del móvil en la empresa. En el Mobile World Congress de este año estará como muestra de esta guerra Bill McDermott, consejero delegado de SAP.

La feria también va a acoger a representantes del mundo financiero. Entre ellos Ajay Banga, consejero delegado de MasterCard, y Francisco González, presidente de BBVA, entidad que en los últimos tiempos ha impulsado la implantación de tecnología en su operativa bancaria. Yes que el pago móvil abre un campo de crecimiento tremendo. Lo mismo que el de la automoción. Los fabricantes de coches han ganado presencia en el mundo de las telecos con la implantación de los servicios conectados para la automoción. Carlos Ghosn, presidente de Renault-Nissan, será uno de los invitados.

Los protagonistas de la feria

Móvil de BQ con sistema operativo Ubuntu.
Móvil de BQ con sistema operativo Ubuntu.

Más velocidad en la telefonía móvil, 4G, 4G+, 5G... Las telecos van a anunciar durante el MWC nuevos servicios y tecnologías, con especial atención a las velocidades de acceso en las redes. Vodafone ya ha movido ficha. La teleco mostrará en Barcelona la nueva tecnología LTE-U, que permite alcanzar una velocidad de acceso a internet de hasta 600 Mbps. Vodafone, además, va a lanzar una nueva tecnología, baurizada como Crown RAN, que permite un despliegue masivo de las infraestructuras de móvil reduciendo costes y que mejora el rendimiento de 4G. A su vez, dentro de esta carrera Orange va a enseñar nuevas pruebas de velocidad en torno al 4G+, mientras que Telefónica prepara distintos anuncios. De fondo, y cuando el 4G todavía está en fase de despegue en muchos países, buena parte de los directivos del sector van a tratar ya la llegada del nuevo 5G. Operadoras y fabricantes ya han empezado a dar pasos en este ámbito.

Las ‘apps’ toman peso en Barcelona... también los videojuegos. Las aplicaciones tendrán un papel importante en la feria y es que la llamada economía de las apps ya mueve 14.700 millones solo en Europa, donde están algunos de los desarrolladores más exitosos de juegos como es el caso de Rovio, King, Mind Candy o Wooga. De hecho, en esta edición los videojuegos estrenan sección, pues la feria acoge por primera vez un área dedicada a los juegos en el móvil, Gamelab Mobile, donde además de ver start-ups con múltiples propuestas, también estarán gigantes como Sony, Samsung o Google. Igualmente CaixaBank y Ford han avanzado que van a presentar lo que califican como “la primera aplicación financiera del mundo para sistemas inteligentes automovilísticos”. En el MWC también se hablará de un problema que golpea a este negocio: el nivel de piratería en algunas aplicaciones móviles alcanza el 97%, según un informe elaborado por Red Points.

Smartphones, ‘wearables’ y Selfie stick. Quedan poco para que arranque el MWC y la expectación es máxima sobre los gadgets que se verán. Se espera que Samsung presente el Galaxy S6 con pantalla normal y el Galaxy S6 Edge, con pantalla también por los dos laterales. HTC sorprenderá con su nuevo HTC One M9, que es probable que venga acompañado por Petra, su primer reloj inteligente. Parece claro que, junto a los teléfonos inteligentes, donde habrá propuestas atrevidas como el smartphone de BQ con sistema operativo Ubuntu, y donde las marcas asiáticas continúan pisando fuerte, serán protagonistas los wearables. Huawei parece guardarse alguna sorpresa en esta línea, y LG es casi seguro que lleve a la feria el LG Watch Urbane, un smartwatch con Android Wear y diseño de reloj tradicional. Sony podría tener su nueva tableta Sony Xperia Z4. Tampoco sería extraño que se viera en la feria múltiples versiones del accesorio de moda: el selfie stick.

Normas