Técnica y marketing para emprender con una 'app'
Una idea en la palma de la mano

Una idea en la palma de la mano

Hacerse ver es la clave para que una aplicación triunfe en un universo con una creciente competencia

Un sencillo videojuego (dicen que uno de los peores que se recuerda) que logró más de 50 millones de descargas en unos meses y que llegó a proporcionar a su creador unos ingresos de 50.000 dólares al día. Es el caso de Flappy Bird, una de las aplicaciones más populares para móviles de los últimos tiempos, cuyo éxito le gustaría repetir a muchos de los emprendedores que se lanzan a crear un negocio basado en este sector. No obstante, el mundo de las apps ha evolucionado y cada vez hay tras más trabajo detrás de ellas.

“El poder de las aplicaciones es que tienen una red de distribución muy amplia, es un mundo muy accesible para cualquiera que cuente con un ordenador y conocimientos informáticos”, señala Miguel Ángel Ruiz, responsable de Contenidos y Servicios de Samsung España, en referencia a las posibilidades que ofrece este mercado a los emprendedores. Sin embargo, también recuerda que eso genera un importante reto: hacerse ver.

Natàlia Pujades, desarrolladora de negocio de la aceleradora de startups Wayra coincide en que los equipos deben estar compensados para que una empresa tecnológica de nueva creación logre esa visibilidad. “En Wayra hemos tenido soluciones técnicamente muy buenas, pero que no han triunfado porque no se han vendido bien”, apunta y asegura que las start-ups que han combinado ambos aspectos han conseguido un mayor crecimiento.

En este sentido, los conocedores del mundo tecnológico señalan al Mobile World Congress (MWC) como un evento de gran relevancia para el mundo de las aplicaciones y, por tanto, para los emprendedores que quieren abrirse paso en él. “Es un gran escaparate”, afirma Jonathan Hayes, consejero delegado de Dinube, una de esas apps que está consiguiendo hacerse ver. Este medio de pago (sus creadores lo diferencian de los métodos puesto que no es necesario contar con una tarjeta para utilizarlo, sino que la aplicación ejerce en sí misma como sistema para realizar transacciones) tiene como meta para 2015 seguir sumando establecimientos adheridos.

Los creadores de soluciones pueden encontrar inversores en el MWC

Para Hayes, es importante tener presencia en el congreso, pero recuerda que es difícil ser protagonista en un lugar en el que se reúnen las grandes compañías multinacionales del mundo, por lo que recomienda a otros emprendedores participar activamente en eventos paralelos como el 4YearsFromNow, concebido específicamente para las start-ups.

Ya sea en uno u otro encuentro, el CEO de Dinube considera que se trata de espacios en los que los creadores de aplicaciones pueden encontrar a inversores dispuestos a financiar sus ideas (siempre y cuando estas tengan recorrido).

“Las empresas que ya se encuentran en una fase avanzada deberían acudir al MWC con una lista de objetivos ya preparada”, dice Pujades, que se muestra convencida de que lo que los emprendedores no pueden dejar pasar durante el evento es la oportunidad de ampliar su red de contactos a través del networking.

Otra de las claves la señala el responsable de Contenidos y Servicios de Samsung: “Intentar concertar con anterioridad las entrevistas con la gente relevante”. Y es que las agendas se encuentran tan llenas durante el congreso, que puede resultar muy difícil propiciar un encuentro casual.

Miguel Ángel Ruiz recomienda también a los emprendedores aprovechar las oportunidades de internacionalización. “En encuentros como este se tiene acceso a prácticamente todo el planeta”, explica en referencia al MWC, y anima a quienes quieren impulsar sus aplicaciones a buscar acuerdos y relaciones con terceros para acercarse a otros mercados.

Y es que la pelea para convertirse en el nuevo Flappy Bird es cada vez más dura debido a la creciente oferta de apps. Ruiz considera que se ha alcanzado un punto de saturación en el que ya “no vale todo” y los emprendedores tendrán que esforzarse para sobrevivir a la selección natural.

Una ‘app’ para cada necesidad

Una buena idea es la base para desarrollar un proyecto empresarial alrededor de una aplicación. Natàlia Pujades, de Wayra, apunta a que estas soluciones tienen que responder a problemas reales para ganarse el favor de los usuarios. “No basta con que sea algo que solo guste al impulsor y a sus amigos”, asegura.

Un ejemplo de aplicación que ha sabido aprovechar una necesidad es el de DondeEstá Family, que permite a los padres localizar a los hijos cuando están lejos de ellos a través del teléfono móvil. Este sistema que empezó funcionando a través de mensajes de texto cuenta ya con más de 100.000 descargas.

La app ha recibido galardones por colaborar con la inclusión social y se encuentra entre las finalistas de los Mobile Premier Awards, los considerados Oscar de las apps móviles.

Además de responder a las necesidades de los usuarios, Miguel Ángel Ruiz de Samsung destaca la importancia de atender los comentarios que estos realizan en las plataformas de aplicaciones. “No hay que olvidar que se trata de un mundo muy viral”, concluye.

Normas
Entra en EL PAÍS