Nombra dos nuevos directores generales

Echegoyen remodela la cúpula de Sareb

Manuel Gómez Gilabert, director general de Recursos Globales de Sareb; Jaime Echegoyen, presidente de la sociedad, y Oscar García Maceiras, secretario general y director general de Desarrollo Corporativo y Asuntos Legales. rn
Manuel Gómez Gilabert, director general de Recursos Globales de Sareb; Jaime Echegoyen, presidente de la sociedad, y Oscar García Maceiras, secretario general y director general de Desarrollo Corporativo y Asuntos Legales.

Un mes después de la sorpresiva renuncia de Belén Romana como presidenta de Sareb, su sucesor, Jaime Echegoyen, ha comenzado a remodelar la cúpula de la sociedad.

El consejo de administración de Sareb ha aprobado este miércoles el nombramiento de Manuel Gómez Gilabert como director general de recursos globales, y de Óscar García Maceiras como director general de desarrollo corporativo y asuntos legales.

Aunque las áreas de negocio seguirán dependiendo del presidente ejecutivo, estos dos cargos de nueva creación se posicionarán por encima de las diferentes áreas de la sociedad.

Con este cambio de estructura Echegoyen, “pretende dotar a la organización de una mayor cohesión y eficiencia para aprovechar al máximo la incipiente recuperación del mercado y la nueva estructura de comercialización a través de los nuevos gestores de la cartera”, ha señalado la sociedad en nota de prensa.

Así, el hasta ahora director financiero Gómez Gilabert, tendrá bajo la nueva dirección general de recursos globales las áreas de riesgos, recursos corporativos, y de finanzas y estrategia. El nuevo director financiero de Sareb será Iker Beraza, que suma esta función a la dirección de estrategia de la compañía.

Óscar García Maceiras, actual secretario general y del Consejo, ha sido nombrado director general de desarrollo corporativo y asuntos legales de Sareb, cargo que compatibilizará con su silla en el consejo.

El presidente ejecutivo de Sareb ha destacado en un comunicado la importancia de que “Sareb cuente con una estructura organizativa sólida, pero ágil y sencilla, que le permita seguir cumpliendo con los objetivos que se ha marcado”.

Normas