Luz verde definitiva de los consejos

Dinamia y N+1 cierran su fusión: cotizarán juntas en junio

Santiago Eguidazu, presidente de N+1.
Santiago Eguidazu, presidente de N+1.

Dinamia y N + 1 han confirmado la operación que dará lugar a la primera firma de inversión cotizada en España. Ambas empresas pactaron en diciembre la operación, que ha sido aprobada por los consejos de admnistración tras recibir los pertinentes informes de valoración realizadas por PwC y Deloitte. La operación se aprobará por las juntas de accionistas en marzo y se prevé que la nueva sociedad cotice en Bolsa en junio. Ambas empresas han comunicado la operación a la CNMV esta madrugada.

Antes de eso, Dinamia segregará su cartera de participadas a una sociedad de nueva creación. La firma distribuirá en mayo un dividendo ordinario de tres millones de euros y, antes de la inscripción de la nueva empresa, otro dividendo extraordinario de al menos tres millones de euros, en función de si dos participadas por la empresa se venden o no al precio fijado. N+1 pagará un dividendo de cuatro millones. Una vez cerrada la fusión, la nueva empresa distribuirá 19,4 millones de euros a sus accionistas, como han explicado hoy al supervisor.

Los actuales accionistas de  N+1 tendrán mayoría en el capital, con un 57%, en función de la ecuación de canje pactada de 7,566 acciones de Dinamia por cada acción de N+1 de clase A  (que representan el 99,23% de su capital social). Es la misma ecuación pactada en diciembre. El consejo de administración estará repartido a partes iguales. Santiago Eguidazu, presidente de N+1, será el presidente ejecutivo y Santiago Bergareche, el vicepresidente.

Dinamia, además, ha presentado resultados, con un beneficio de 28,2 millones de euros en 2014, cuatro veces más que en 2013. La empresa está valorada en Bolsa en unos 130 millones de euros. La sociedad cuenta con una cartera compuesta actualmente por diez participaciones en empresas españolas de tamaño medio y un fondo de capital riesgo. Valorada en 165 millones de euros y gestionada por la división de private equity de N+1 desde su constitución en 1997, en sus 17 años de vida ha cerrado 46 inversiones y 35 desinversiones, con una rentabilidad bruta anual del 18%.

Para N+1 los asesores de la operación han calculado un valor neto de activos de 174,5 millones de euros. Ganó 28,3 el año pasado. Tiene 54,1 millones en tesorería y 135 de fondos propios.

Normas