Debate sobre el estado de la nación

Menos impuestos al empleo y las pymes

El portavoz parlamentario de CiU, Josep Antonio Duran i Lleida
El portavoz parlamentario de CiU, Josep Antonio Duran i Lleida

El debate sobre el estado de la nación es la gran cita del año político, donde el Gobierno de turno suele hacer gala de los logros obtenidos con su gestión y la oposición debe aprovechar la circunstancia para criticar las iniciativas más impopulares y, a la vez, presentar sus propuestas como prueba de que otra política es posible.

Así lo hará, por ejemplo, el grupo parlamentario CiU. Su portavoz en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, tiene previsto proponer las medidas que, en su opinión, deberían acometerse para consolidar la recuperación. Fuentes del grupo parlamentario avanzaron que Duran i Lleida planteará la necesidad de reducir el gravamen sobre el empleo, el tipo impositivo que se aplica a las pequeñas y medianas empresas así como el IVA cultural.

Aunque en términos macroeconómicos, los nacionalistas catalanes admitirán que se han producido “buenas noticias”, también denunciarán los “elevados niveles de desempleo”; así como la precariedad que existe en “buena parte del nuevo empleo creado”. En cuanto al funcionamiento empresarial, Duran i Lleida demandará la reindustrialización y una “economía creativa”. A su juicio, ni la política fiscal “dañina”, especialmente para pymes y clases medias, ni la “inexistente” política energética, ni la insostenibilidad de la política de infraestructuras, ni las rebajas sustanciales en I+D+i “sientan las bases para la transformación del modelo productivo, sino todo lo contrario”. Asimismo, hará hincapié en la falta de crédito y propondrá reestructurar el ICO y arbitrar garantías para que la inyección de liquidez del BCE traslade el crédito a pymes, autónomos y familias a través de la compra de activos públicos y privados. Duran i Lleida denunciará, igualmente, el incremento de la desigualdad y lamentará que España es el segundo país más desigual de Europa, tan solo por detrás de Letonia.

Por su parte, el candidato de IU a la presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, denunciará la “España que Rajoy dice que no existe” y defenderá su propuesta de garantizar un trabajo a todos los ciudadanos. Desde IU explicará cómo con un programa de estímulos o gasto público equivalente al 1% del PIB (10.000 millones de euros) se podría sacar del desempleo a un millón de personas. Garzón declaró ayer que no espera nada del discurso de Rajoy y definirá su mandato como “el de la extensión de la pobreza y la miseria, de la falta de esperanza para la mayoría social”.

La portavoz de UPyD, Rosa Díez, advirtió que ni siquiera las grandes cifras económicas pueden ocultar “la gravedad de nuestra crisis política”. En este sentido, esta formación considera que el debate puede ser “una oportunidad para hacer una reflexión y un diagnóstico certero sobre la gravedad de la crisis política en la que nos encontramos”, lo que implica plantear un “diagnóstico” y “soluciones” respecto a esta realidad. Díez tiene previsto también referirse a los casos de corrupción destapados o aquellos que están siendo investigados, ya que se trata de asuntos “que generan pobreza” y dejan a los ciudadanos “desprotegidos”.

El PNV centrará parte de su intervención en acusar al presidente del Ejecutivo de no haber dado durante esta legislatura “ningún paso para la pacificación y normalización” definitiva del País Vasco, tras anunciar ETA el cese de su actividad terrorista.

Normas
Entra en El País para participar